Oración a la Virgen María en la solemnidad de la Asunción / Por P. Carlos García Malo

* «Por eso en el cielo hay alegría. La madre de Dios entra triunfante como garantía de lo que nos espera. Y los ángeles y nosotros nos sumamos a esta algarabía cantando las glorias de María  en la espera de nuestra futura gloria. Llena eres de gracia. Bendita entre las mujeres, Santa María”

P. Carlos García Malo / Camino católico En la solemnidad de la Asunción de la Virgen María, interioricemos con esta oración la necesidad de vivir como lo hizo la Madre del Salvador, unidos a la voluntad de Dios para alcanzar los bienes eternos en el cielo:

¿Quién es Ésta que va subiendo cual aurora naciente, bella como la luna, brillante como el sol…?

Eres tú, María. Arrebatada de los sufrimientos de este mundo y llevada a los cielos por los ángeles de Dios que, entre ellos, batallaban por tomarte de las manos y cumplir la misión encomendada por Dios: entronizarte en el Paraíso.

Así lo quiso el que todo lo puede.

No permitiría que el cuerpo que llevó en sus entrañas al Salvador del mundo conociera la corrupción, y así en un designio de amor y misericordia quiso cumplir en Ella, desde el momento de su dormición a esta vida, lo que nos tiene reservado al resto de hijos.

Por eso en el cielo hay alegría.

La madre de Dios entra triunfante como garantía de lo que nos espera.

Y los ángeles y nosotros nos sumamos a esta algarabía cantando las glorias de María  en la espera de nuestra futura gloria.

Llena eres de gracia. Bendita entre las mujeres, Santa María. Amén.

P. Carlos García Malo

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *