Oración a San Juan Pablo II para ser preservados del error y la confusión del mundo actual / Por P. Carlos García Malo

*  «San Juan Pablo II, Papa. «Testigo de esperanza», proclamador de la verdad del evangelio, defensor de la vida a ultranza, sobre todo de los que están aún en el seno materno. Fiador de tu papado y de la Iglesia en manos de María: «Totus tuus» fue tu lema de confianza a la Madre de toda la humanidad. Protégenos del error y la confusión del mundo actual y juntos todos cogidos de las manos de la Virgen María encamínanos a la casa del Padre para vivir en la eternidad con Cristo y su Santo Espíritu»

22 de octubre 2018.- P. Carlos García Malo / CaminoCatólico.com.-  Hoy la Iglesia celebra la fiesta de San Juan Pablo, que nació en Wadowice el 18 de mayo de 1920 en una pequeña ciudad a 50 kilómetros de Cracovia. Era el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojtyla y Emilia Kaczorowska. Su madre falleció en 1929. Su hermano mayor Edmund (médico) murió en 1932 y su padre (suboficial del ejército) en 1941. Su hermana Olga murió antes de que naciera él.

El Papa San Juan Pablo II fue el primer Pontífice no italiano desde Adriano VI (1522-1523). Asimismo, fue el que más viajes hizo, sumando 129 países; y a quien más beatos y santos canonizó –1.340 y 483 respectivamente–. También fue el primero en visitar una sinagoga, la Casa Blanca (Estados Unidos) y Cuba.

Durante su pontificado, San Juan Pablo II aumentó el número de naciones que cuentan con relaciones diplomáticas con la Santa Sede. Se pasó de 85 países en 1978 a 174 para el 2003. Esto incluyó a Estados Unidos (que previamente solo tenía status de delegación), la Unión Europea, la Orden Militar Soberana de Malta, y la mayoría de las naciones del antiguo bloque comunista. Además, estableció «relaciones de especial naturaleza» con la Federación Rusa y la Organización de Liberación Palestina.

Su amor a los jóvenes le impulsó a iniciar en 1985 las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ). En las 19 ediciones de la JMJ celebradas a lo largo de su pontificado se reunieron millones de jóvenes de todo el mundo.

Además, su atención hacia la familia se puso de manifiesto con los encuentros mundiales de las familias, inaugurados por él en 1994.

En 1948 se doctoró en teología por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino, con una tesis sobre el tema de la fe en las obras de San Juan de la Cruz. En 1953 se doctoró en filosofía en la Universidad Católica de Lublin con una tesis titulada «Valoración de la posibilidad de fundar una ética católica sobre la base del sistema ético de Max Scheler».

El 13 de mayo de 1981 recibió un disparo en la Plaza San Pedro por parte del turco Mehmet Ali Agca. El 12 de mayo de 1982, en Fátima, Portugal, donde el Papa había llegado para agradecer por su vida luego del atentado, un sacerdote cismático trató de apuñalarlo con un cuchillo pero fue detenido a pocos metros. Por lo menos se conoce de otro atentado más, el de terroristas musulmanes que intentaron explotar el avión donde el Papa viajaba durante su visita a Filipinas. Autoridades filipinas frustraron el plan elaborado.

El 12 de marzo de 2000, pidió perdón por las faltas humanas cometidas en la Iglesia Católica en toda su historia. Haciendo referencia a la discriminación hacia las mujeres, pobres y etnias. El 15 de junio del 2004 pidió perdón por la inquisición, «por errores cometidos en el servicio de la verdad por medio del uso de métodos que no tenían nada que ver con el evangelio».

Promulgó el Catecismo Universal de la Iglesia Católica, fruto del sínodo especial de obispos de 1985 dedicado al Concilio Vaticano II. También reformó el Código de Derecho Canónico, el Código de Cánones de las Iglesias Orientales, y reorganizó la Curia Romana. Entre sus documentos magisteriales se incluyen, además, 14 encíclicas, 15 exhortaciones apostólicas, 11 constituciones apostólicas y 45 cartas apostólicas.

San Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005. Y el día 28 del mismo mes, el Papa Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras su muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización. La causa la abrió oficialmente el Cardenal Camillo Ruini, vicario general para la Diócesis de Roma, el 28 de junio de 2005. El Papa Benedicto XVI lo beatificó el 1 de mayo de 2011 y el Papa Francisco lo canonizó, junto a Juan XXIII, el 27 de abril del 2014.

Pidamos a San Juan Pablo II ser preservados del error y la confusión del mundo actual:

San Juan Pablo II, Papa.

Siervo de los siervos de Dios.

Infatigable peregrino del mundo,

donde en tus veintisiete años de pontificado

diste en varias ocasiones la vuelta al mundo

para llevar la presencia del vicario de Cristo hasta los confines de la tierra.

«Testigo de esperanza», proclamador de la verdad del evangelio,

defensor de la vida a ultranza,

sobre todo de los que están aún en el seno materno.

Tus encíclicas, cartas y homilías

nos dejaban una ampliación del magisterio de la Iglesia incalculable.

Fiador de tu papado y de la Iglesia en manos de María:

«Totus tuus» fue tu lema de confianza a la Madre de toda la humanidad.

Ahora en el cielo continúa abrigándonos a todos los fieles

que queremos permanecer fieles a Dios y a su Iglesia.

Protégenos del error y la confusión del mundo actual

y juntos todos cogidos de las manos de la Virgen María

encamínanos a la casa del Padre

para vivir en la eternidad con Cristo y su Santo Espíritu.

Amén.

San Juan Pablo II. Ruega por nosotros.

Carlos García Malo

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *