Ana abortó a los 17 años: «El post aborto existe. Sueñas pesadillas con pedacitos de bebé muerto y pasas por intento de suicido. El embarazo es un regalo de Dios»

* «Vives muchos años de soledad, de baja autoestima, de depresión, de angustia, de pesadillas, de extrañar, porque extrañas a ese bebé. Realmente después yo pude ser mamá pero hay mujeres que no pudieron. Y después sueñas tanto a tu primer bebé que al pasar por el parto, al pasar por la ecografía te das cuenta realmente de lo que hiciste la primera vez. El aborto te hace una mujer totalmente cobarde, la valentía te la da dar a la luz. Un hijo no es un accidente un hijo es lo mejor que te puede pasar en la vida»

Camino Católico.- Ana abortó a los 17 años y explica en un video de Faro Films  las consecuencias que eso tuvo para ella: «El aborto te hace una mujer totalmente cobarde, la valentía te la da dar a luz», afirma. Este es el texto de su testimonio en el que subraya las consecuencias para la mujer del síndrome post aborto:

Cuando había quedado embarazada, a los 17 años, no encontré la contención necesaria en ese momento. Cuando te vas preparando para ser madre ya sabes que hay vida dentro de ti, que hay otra vida que no te pertenece. La peor decisión que yo tuve fue no seguir adelante con el embarazo porque no hay ayuda, no hay contención y aquellos en los que uno  puede confiar como pueden ser los padres o puede ser tu pareja o puede ser su esposo deciden sobre vos.

La mujer tiene bien claro, siempre sueña que quiere ser mamá. Lo más lindo, lo más hermoso es cuando la mujer está embarazada. Eso es un regalo que Dios nos da.

Pero el matar no te lleva nada, no te lleva a ser mejor mujer porque no te va a hacer mejor mujer. El matar a algo que está dentro de ti sí que es un trauma. El trauma existe. El post aborto existe.  Muchas veces sueñas pesadillas con pedacitos de bebé muerto que es con lo que yo soñé y pasas por intento de suicido, porque viene mucha culpa y no te puedes perdonar a ti misma lo que hiciste.  También vives muchos años de soledad, de baja autoestima, de depresión, de angustia, de pesadillas, de extrañar, porque extrañas a ese bebé. Realmente después yo pude ser mamá pero hay mujeres que no pudieron. Y después sueñas tanto a tu primer bebé que al pasar por el parto, al pasar por la ecografía te das cuenta realmente de lo que hiciste la primera vez.

Yo  creo que el mensaje es claro: no hacer pasar a las mujeres por el aborto. No hacer que la mujer pase por ese trauma tan horrible que es el aborto, porque estamos para ayudar a la otra mujer no para que se destruya, estamos para edificar. El aborto es algo que te trauma toda la vida.

Creo que realmente deberían escuchar a todas las mujeres que lo pasamos. No tienen por qué destruir lo que es el vínculo familiar del vínculo entre el bebé y la mamá. Eso existe. No es que es una progenitora de algo que está fuera, aparte, sino que está dentro de ti y existe ese vínculo con la mamá y el bebé. Es verdad todo lo que están diciendo.

Por eso quisiera que escuchen a las mujeres que realmente lo pasaron y si lo pasaron y dicen que fue una experiencia que no fue traumática hoy les digo que es mentira. Y no estoy juzgando sino que no podemos dar un mensaje desde el dolor para que otras personas vuelvan a pasar por el mismo dolor. Buscamos concienciar, ayudar, que la mujer no termine destruida porque el aborto te destruye. Y tomar conciencia de lo que es el aborto. Realmente es muerte y destruye. Es dar muerte a un ser humano. No pueden decir que no es muerte.

Quisiera que muchas mujeres más se sumen a esto para que levanten su voz para viralizar todo lo que pasa después del aborto. El aborto te hace una mujer totalmente cobarde, la valentía te la da dar a la luz. Por eso hoy abrimos nuestro corazón y contamos nuestra experiencia porque queremos ver otro resultado. Queremos que a través de  lo que estamos haciendo nos digan: yo seguí adelante con este embarazo. Un hijo no es un accidente un hijo es lo mejor que te puede pasar en la vida.

Ana

Fuente:Faro Films
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *