Bosco Gutiérrez, secuestrado 9 meses: “Señor, déjame salir para comulgar con la ilusión de la primera comunión”

28 de mayo de 2012.- El arquitecto mexicano Bosco Gutiérrez, secuestrado en 1990 y que permaneció cautivo durante 257 días, nueve meses, explica como creció su fe en esta traumática experiencia dando testimonio en el programa “No es bueno que Dios esté solo”, que emite Intereconomía TV todos los domingos a las 21.30, entrevistado por Gonzalo Altozano.

Bosco Gutiérrez asegura que “no tuve tiempo para dejar de rezar, no encontré otra actividad que me pudiera ayudar más. No rezar un minuto era perder el tiempo… El ser humano está diseñado para hacer oración… El hombre que no reflexiona se vacía”. Bosco escuchó desde su zulo una campana lejana y oró con toda convicción: “Señor me constituyo en el guardián de ese Sagrario más cercano”. En otro momento imploró: “Señor, déjame salir para comulgar con la ilusión de la primera comunión”.

Para ver otros vídeos del testimonio de Bosco Gutiérrez y una entrevista escrita:

Bosco Gutiérrez Cortina: «Es más fácil ser santo secuestrado que serlo como arquitecto»        

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *