Dios pide el corazón para transformarlo, implicarse y enseñar a amar a los demás / Por P. Javier Alonso

10 de julio de 2012.- (13 TV / Camino CatólicoHomilía del padre Javier Alonso en la eucaristía del 4 de julio de 2012, miércoles de la 13ª semana del Tiempo Ordinario, ofrecida por 13 TV, en la cual medita respecto al deseo de Dios de tocar el corazón de cada persona, no para complicarle la vida, sino para transformarlo, implicarse y enseñar a los demás. Lo hace a partir del evangelio de Mateo 8, 28-34.  Nuestra carne tiene miedo a darse a los demás porque nos van a juzgar. Eso supone una amputación para cada uno de poder ser y hacer lo que Dios ha previsto para su vida. El Señor al tocar el corazón transforma el ser humano y lo hace nuevo, con una dignidad nueva porque nos hace uno con Él, nos da un estado de serenidad interior y una apertura a los demás para verlos como Dios los ve.

 

Comentarios 0