El aborto no sólo no reduce la mortalidad materna sino que la aumenta de forma drástica

embarazada20horiz_2.jpg

embarazada20horiz_2.jpgEn el último informe de la  pro-abortista Federación Internacional de Planificación Familiar se pone en entredicho el argumento más utilizado por los abortistas: "Liberalizar las leyes en materia de aborto disminuye la mortalidad materna".

18 de agosto de 2009.- El proveedor de aborto más grande del mundo, la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), ha reconocido en un informe el alarmante “aumento” en las muertes maternas en el Sudáfrica. De esta forma, el argumento pro-abortista más utilizado por quienes defienden el aborto ha quedado seriamente en entredicho. Y es que, según los abortistas, “liberalizar las leyes en materia de aborto disminuye la mortalidad materna”.

(Alba) No obstante, los datos reflejan lo contrario. La tasa de mortalidad ha aumentado un 20% entre los años 2005 y 2007 en Sudáfrica, un país que desde 1996 ha tenido una de las leyes en materia de aborto más permisivas del continente africano.

embarazo1.jpgMientras que la mayor parte de las muertes maternas en Sudáfrica son atribuibles al SIDA, la Federación reconoce que una parte de las muertes son “debidas a complicaciones del aborto” en un país donde el procedimiento es legal y las mujeres que se someten a esta intervención tienen muy fácil el acceso.

Además, los países en desarrollo han sido presionados en los últimos años por diversos organismos de las Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil a favor del aborto, incluida la propia IPPF, para despenalizar el aborto como medida para reducir las tasas de mortalidad maternales. Sin embargo, el último estudio de la IPPF demuestran la opuesta relación entre el aborto legal y alta mortalidad materna.

En África, la menor tasa de mortalidad materna la registra República de Mauricio, de acuerdo con un informe del 2009 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La legislación en Mauricio se encuentra entre las legislaciones del continente que más protege a los no nacidos, es decir, los gestantes aún en el vientre de la madre. En el informe también se muestra cómo los países que han despenalizado el aborto en los últimos años en respuesta a la presión, tales como Etiopía, no han logrado reducir las dramáticas tasas de mortalidad materna. La tasa de mortalidad materna de Etiopía es 48 veces superior a la de Mauricio.

Según la OMS, el país con menor tasa de mortalidad materna en América del Sur es Chile, que protege constitucionalmente la vida de los no nacidos. Sin salir del continenente, el país con la mayor tasa de mortandad por aborto es Guyana, 30 veces mayor que la de Chile. Guyana ha permitido el aborto casi libre desde 1995. Irónicamente, una de las dos principales justificaciones utilizadas en la liberalización de la legislación de Guyana es acelerar el “logro de la maternidad sin riesgo” por la eliminación de las muertes y las complicaciones asociadas con el aborto inseguro”.

Nicaragua, por su parte, ha estado en el punto de mira de los lobbies internacionales abortistas desde que modificó su ley hace tres años para asegurar la plena proteccembrazopara20la20embarazada_646967.jpgión de la vida prenatal. Una de las consecuencias fue que Suecia informó de una reducción de más de 20 millones de dólares en ayuda extranjera. Más recientemente, Amnistía Internacional publicó un informe alegando el aumento de las tasas de mortalidad materna en Nicaragua después de entrar en vigor la ley. Los medios de comunicación críticos, sin embargo, han impugnado la veracidad de las reclamaciones de Amnistía y las estadísticas del gobierno de Nicaragua muestran una disminución de la mortalidad materna desde 2006.

Del mismo modo, estadísticas de la OMS para la región de Asia Suroriental muestran que Nepal, donde no hay ninguna restricción sobre el procedimiento, es la región que tiene la tasa de mortalidad materna más alta. La más baja de la región es la de Sri Lanka, con una tasa catorce veces inferior que la de Nepal. Según la firma de abogados pro-abortistas “Centro de Derechos Reproductivos“, Sri Lanka tiene una de las más restrictiva leyes sobre el aborto en el mundo.

En Europa, el país con menor tasa de mortalidad materna en todo el mundo es Irlanda, un país que prohíbe el aborto y cuya Constitución protege explícitamente los derechos de los no nacidos.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *