El Papa Francisco ha recibido a Meriam Ibrahim, acompañada de su esposo y los niños: “Gracias por el fuerte testimonio de constancia en la fe”

El padre Federico Lombardi ha expresado que “con este gesto el Papa Francisco ha querido manifestar su cercanía, atención y oración también a todos aquellos que sufren por su fe y en especial por los cristianos que sufren persecuciones o limitaciones impuestas a su libertad religiosa”

24 de julio de 2014.- (Camino Católico) Meriam Yahia Ibrahin Isha, la joven madre cristiana condenada a muerte en Sudán acusada de apostasía y recientemente liberada, ha llegado esta mañana a Roma a bordo de un avión del gobierno italiano. La mujer se encuentra en la capital con su marido Daniel Wani y sus dos hijos, Maya de 2 meses y Martin de 2 años.

En la Casa de Santa Marta, a las 13 horas, el Papa Francisco ha recibido a Meriam acompañada por su esposo Daniel Wani y sus dos hijos pequeños, Martin de un año y medio, y Maya, que nació en la cárcel hace dos meses. El encuentro ha durado media hora, ha confirmado el padre Federico Lambardi, portavoz de la Santa Sede. El Papa Francisco, en un clima definido “sereno y afectuoso”, ha agradecido a Meriam y su familia por el “fuerte testimonio de constancia en la fe”.

Por su parte, Meriam agradeció al Papa Francisco por el gran apoyo y consuelo recibido a través de la oración, así como reconoció a todos los creyentes y personas de buena voluntad que se unieron para pedir su liberación.

Con la pequeña familia se encontraba también el vice ministro de relaciones exteriores italiano Lapo Pistelli, que el miércoles viajó a Sudán para completar la negociación y acompañar a Meriam y sus familiares hasta Italia, donde se preparan para trasladarse a los Estados Unidos.

El padre Federico Lombardi ha expresado que “con este gesto el Papa Francisco ha querido manifestar su cercanía, atención y oración también a todos aquellos que sufren por su fe y en especial por los cristianos que sufren persecuciones o limitaciones impuestas a su libertad religiosa”.  

El secretario personal del Papa, Mons. Yohannis Gaid se desempeñó como intérprete. Al final, el Papa saludó también al personal italiano que acompaña a la familia de Meriam en su estancia en Italia. 

Al pisar territorio italiano, el presidente del Consejo, Matteo Renzi ha acogido a Meriam y su familia en el areopuerto romano de Ciampino. El líder ha asegurado que “hoy es un día de fiesta”.

El ministro del exterior italiano, Federica Mogherini ha confirmado la intermediación del gobierno en el caso de Meriam. “Hemos seguido el caso desde el inicio incluso antes de que fuera condenada”.

Ahora, la familia tendrá un periodo de reposo y el encuentro con algunas figuras institucionales. Después la familia viajará a New York.

El vice ministro del exterior italiano, Lapo Pistelli dijo a la prensa que “el Santo Padre ha manifestado su sentimiento de gratitud hacía el país” por las gestiones hechas a favor de Meriam. 

Meriam, 27 años, ha dado a luz a su hija Maya en cadenas. Ella se ha convertido en un símbolo de la persecución de millones de cristianos en el mundo. Es una historia que consterna a la opinión publica como el secuestro de las niñas en Nigeria por el grupo radical islámico Boko-Haram.
 
Meriam se casó con un eritreo ortodoxo y ella misma fue educada en el cristianismo por su madre, desde su infancia (cfr Aleteia 16.05.2014). Pero al ser hija de padre musulmán, el tribunal local «shariático», que aplicaba a la letra el derecho islámico vigente en Sudan, sensible a las presiones emotivas de la mayoría musulmana, la juzgó culpable de apostasía y adulterio, condenándola al ahorcamiento.

El 15 de mayo la mujer había sido condenada a 100 latigazos y a la pena de muerte. Debido a la presión de los medios de comunicación y la comunidad internacional el tribunal tuvo que dar espacio a una batalla jurídica que terminó con su liberación. Sin embargo, los problemas de Meriam no terminan aquí. La familia por lado paterno ha presentado recientemente un apelo al tribunal para que sea condenada nuevamente en su país. 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *