Ha muerto el padre Jaime Burke O.P., un profeta y apóstol del amor de Dios / Por Conchi Vaquero y Arturo López

burke0703111.jpg

burke0703111.jpg11 de octubre de 2009.- A las 10 de la noche del martes 6 de octubre, a los 86 años, ha fallecido en Houston el P. Jaime Burke O.P., quien ha viajado por unos 40 paises del mundo durante los últimos 38 años proclamando sin cesar el Amor de Dios. Jaime Burke, que el pasado mes de abril cumplió 60 años desde que fue ordenado sacerdote, ha sido nuestro padre espiritual y ha allanado todos los caminos del Señor en nuestra vida para que pudieramos convertirnos en servidores del evangelio. La muerte del padre Jaime Burke O.P. se ha producido, según el comunicado oficial de los Padres Dominicos, como consecuencia de «una corta enfermedad«. Jaime ha sido un profeta y apóstol del amor de Dios para los centenares de miles de personas que han escuchado sus predicaciones, sus oraciones y testimonios en todo el mundo.

El P. Gustavo E. Jamut O.M.V. de la Comunidad Mensajeros de la Paz de la Parroquia San Roque de Buenos Aires, Argentina, ha compartido y participado en el último retiro del P. Jaime Burke. Según el P. Gustavo el retiro con el P. Jaime Burke «duró solo algunas horas por su salud, pero fue el más intenso de nuestra vida. Concelebré con él la Eucaristía donde se podía percibir como irradiaba el amor de Dios. En esa misa las palabras de Jaime fueron «todo está bien» sinónimo de «Todo se ha cumplido».»

El sábado 10 y el domingo 11 de octubre, el P. Carlos García Malo, asesor de la Comunidad familia Evangelio y Vida, ofreció las Eucaristías por el padre Jaime, en la Parroquia de San Miguel Árcangel de Moralzarzal (Madrid), España. Jaime Burke había estado, en sus venidas anuales a España, en varias ocasiones, predicando en esa parroquia y participando incluso en la solemnidad del Domingo de Ramos. En las misas muchas personas que conocieron a Jaime Burke y escucharon sus enseñanzas se mostraron muy conmovidas. En la primavera de este año, Jaime Burke fue invitado a descansar unos días de su predicación por el P. Carlos García Malo en Santiago de Compostela (Galicia) donde deseaba ir porque nunca había estado.

El jueves 8 de octubre, en la Parroquia de la Inmaculada Concepción de Vilanova y la Geltrú (Barcelona), España,  a las 9 de la mañana y a las 19,30 horas de la tarde, la Comunidad Familia, Evangelio y Vida celebró la Eucaristía por el P. Jaime Burke, dando gracias a Dios por su vida y presentando su alma al Señor, sabiendo que Él le habrá acogido en el Reino de los Cielos. La misa de la mañana fue presidida por Mn. Arcadi Llagostera, adscrito, y la de la tarde por Mon. Alvar Pérez, párroco y delegado de la Causa de los Santos del Obispado de Sant Feliu. Jaime Burke ha predicado en la parroquia de la Inmaculada durante varios años en sus estancias en España y por eso también se ha imprimido una edición especial de la hoja parroquial con la biografia y el testamento y testimonio espiritual.  La última vez que estuvo en Vilanova fue en el mes de marzo y abril de este mismo año, que impartió meditaciones cuaresmales organizadas por el grupo de oración Familia, Evangelio y Vida. En esa misma iglesia bautizó hace siete años a nuestra hija Rut.

También en nombre nuestro y de la Comunidad Familia, Evangelio y Vida hemos enviado un amplio mensaje de condolencia a los Padres Dominicos y a la familia, a través del libro de duelo.

La misa de cuerpo presente y el posterior entierro del P. Jaime Burjaime_burke02.jpgke, o.p. se celebró el viernes día 9 de octubre a las 10 AM.,  en la iglesia católica Holy Rosary, 3600 Travis St., Houston, Texas, parroquia bajo la responsabilidad de los Padres Dominicos, donde residíó estos últimos años. Vemos a la derecha, una de las últimas fotografias del P. Jaime Burke O.P. celebrando la Eucaristía, a la izquierda de la imagen, con sus compañeros de comunidad en la iglesia Holy Rosary, donde fue despedido.

Jaime Burke nació el 14 de julio de 1923 en Oak Park, Illinois, fruto del matrimonio formado por  John y Gertrude Goode Burke.  Sus padres y cinco de sus hemanos le han precedido en el paso a la eternidad. Antes que él murieron sus hermanos Elena, John J., Virginia, Alexander E. y Romana Burke. Únicamente viven su hermana Mary Louise Burke Burns y muchas sobrinas y sobrinos, sus cónyuges y sus familias, por quienes Jaime sentía un gran amor y estima. Con su hermana Mary Louise, Jaime Burke pasaba algunos días del año descansando en Chicago y siempre explicaba el gran ejemplo que suponía para él, puesto que la definía como una persona llena de amor por los demás. 

La profesión en la Orden de Predicadores de Jaime Burke fue el 24 de junio de1943, a los 19 años. Recibió la ordenación sacerdotal el 10 de abril 1949, a los 25 años de edad. Después de dos años en la Universidad Loyola en Chicago, completó sus estudios filosóficos en la Casa Dominica de Estudios en River Forest, IL. Esto fue seguido de 4 años de profundización en el Studium Dominican en Ávila, España, y dos años en la Universidad Pontifícia de Santo Tomás de Aquino en Roma. 

El padre Jaime Burke fue profesor en la facultad de Santa Teresa College, Kansas City, MO y Siena Heights College, Adrian, MI. Luego asumió la responsabilidad de Rector del Seminario Mayor de La Paz, Bolivia (1958-1962), donde fue co-fundador del Instituto Boliviano de Estudios Sociales y Acción (1960-1971). Después  sintió la llamada del Señor a predicar el evangelio itinerante durante los últimos 38 años de su vida. Lo ha hecho en más de 40 países del mundo en América Latina, Irlanda, España, Italia, India, Pakistán, Filipinas y los Estados Unidos .

Al P. Jaime Burke lo conocimos en 1989 en España. Desde entonces, prácticamente cada año ha venido a nuestra casa, puesto que él deseó que le organizáramos retiros en España junto a la hermana Carmen Rubio de la Renovación Carismática de Madrid. Para nosotros ha sido nuestro padre espiritual que nos ha transmitido la fortaleza y la sabiduría para perseverar en el seguimiento del Señor.

Nos ha ayudado a discernir las decisiones más difíciles de nuestra jaimeburke025.jpgfamilia para que Dios se hiciera presente en los momentos más delicados. Nuestra boda, cerrar la empresa que teníamos y dedicarnos al evangelio en tiempo completo, en la educación de los hijos y orando en el momento que a Conchi se le detectó un tumor cerebral benigno, que para la gloria de Dios y con intervención médica fue totalmente extirpado.

Fruto de la relación con Jaime Burke, además de con otros hermanos sacerdotes y laicos, hemos recibido la gracia de poder perseverar en la oración y han nacido esta web y el blog, e incluso la Comunidad Familia, Evangelio y Vida y el Teléfono de la Oración. Hemos vivido este período como un largo proceso espiritual donde Jaime Burke ha sido un fiel compañero de camino mostrándonos siempre la misericordia de Dios y señalando hacia Él y no hacia si mismo.

Hemos aprendido de Jaime Burke lecciones muy prácticas:

-Hay que vivir el evangelio y no únicamente predicarlo. Debemos hacer lo que proclamamos. Jaime siempre vivió desapegado de todo, sin hablar de si mismo, sin pronunciar una sola palabra vana de nadie, ni de sus enemigos, sin una queja aunque no se encontrara bien de salud. Nunca escuchamos ni una sola insinuación de que alguien le había herido aun habiendo presenciado actitudes injustas hacia él. Siempre se entristecía cuando alguien no actuaba de acuerdo a los criterios del evangelio, aunque ni siquiera hablaba de ese sentimiento que le invadía. Decía Jaime que se debía orar escuchando a Dios todos los días en silencio, un mínimo de 15 minutos. Él lo hacia sistemáticamente siempre. Si no predicaba estaba en silencio orando y escuchando al Señor en su habitación.

-Escuchar al Señor todos los días: Lo repetimos: el P. Jaime animaba siempre a escuchar al Señor en silencio todos los días un mínimo de 15 minutos en silencio. Esa oración personal es esencial para crecer espiritualmente y dejarse moldear en una relación personal con Dios. Jaime lo predicaba por activa y por pasiva. Muchas veces habíamos oído a hermanos quejarse con palabras como «el padre Jaime siempre repite lo mismo». Estamos seguros que Jaime Burke hubiera deseado no repetir millones de veces que debemos escuchar al Señor todos los días, pero él sabía perfectamente que no lo haciamos.

Si lo prácticaramos, ¿la iglesia, nuestras parroquias, el mundo y nosotros mismos estarburke28.jpgíamos como estamos o seriamos transformadas por el Espíritu de Dios? Jaime estaba convencido de que el Señor desea dar un nuevo Pentecostés a la Iglesia Católica y cambiar el mundo para que crezca el amor. Sin embargo, creía que eso sólo iba a producirse a través de personas que escucharan en el silencio la voluntad de Dios para sus vidas y para los demás. Ahora ya conocen la motivación real de porque en nuestra página web se llama: «Escuchar la Voz del Señor». Palabras que oímos de boca del padre Jaime durante 20 años. 

 -Dios ama a todos y quiere manifestarlo a través nuestro: El padre Jaime Burke
jamás se ha cansado de repetir a cualquier persona «Dios te ama mucho. Él desea que te dejes amar por Él para luego llevar su misericordia a otros». De hecho en la práctica centenares de miles de personas han sido testigos de que Jaime Burke ha sido siempre un apóstol y profeta del amor de Dios. Sus palabras, su mirada, sus oraciones han sido un continuo acoger a quienes se cruzaban en el camino mostrando la gran misericordia de Dios Padre.

Uno de los legados espirituales más importantes, que hemos recibido de Jaime, es que con su actitud nos quiso enseñar a ser en toda nuestra vida el padre de la parábola del hijo prodigo, o sea, a actuar con todos cuantos se cruzarán en nuestra vida con el amor que Dios nos ha regalado, sabiendo amar y esperar a quienes por sus debilidades incluso nos rechazan. En ese sentido también nos ha enseñado a trabajar ecuménicamente y en comunión con la Iglesia Católica y con los hermanos separados, de hecho, Jaime Burke ha estado predicando cada año en Irlanda a católicos y protestantes conjuntamente con resultados testimoniales y de perdón muy consolidados. Los abuelos de Jaime Burke eran irlandeses y él ha vivido con especial atención y dedicación pastoral y evangélica todo cuanto ha sucedido en Irlanda.

-Perdonar siempre: Jaime Burke ha sido testigo del poder del perdón en sus retiros en todo el mundo. Él ha vivido miles de reconciliaciones de personas y de relaciones porque alguien había empezado a pedir la gracia del perdón. Perdonar siempre aunque no seamos perdonados. Reconciliarnos con Dios, con los hombres y con nosotros mismos para recibir la gracia de cicatrizar nuestras heridas y ser curados por el Señor de tantas consecuencias emocionales, psíquicas y físicas. Jaime Burke es un especialista en impartir el perdón de Dios. Conocemos muchos testimonios de personas que después de haberse confesado con el padre Jaime vieron transformada su vida por el Señor para siempre.

-Palabras de Vida y no palabras vanas: Aunque el padre Jaime ha sido un excelente predicador, en sus conversacioburkepadre20jaime20burke1.jpgnes él nunca pronunciaba ni una palabra de más ni una de menos de las necesarias para generar vida a cada persona que estaba delante de él. Consideraba que una palabra podía levantar y resucitar a cualquiera o por el contrario podía destruirlo y asesinarlo en vida. Nunca este tema faltaba en sus predicaciones, pero siempre lo tenía presente en todas sus relaciones. El nos mostró que Dios quiere usar nuestro corazón y nuestra boca para engendrar Palabras del Señor que den vida a quienes las escuchan. Él deseaba siempre que todos fueramos profetas al actualizar el mensaje de la salvación en cualquiera de nuestras conversaciones.

-A toda persona hay que conocerla con la mirada de Cristo Jesús para poder relacionarse con ella. A Jaime Burke siempre le acompañó esta enseñanza que recibió de un pastor protestante en sus primeros retiros carismáticos. Esa enseñanza le dejó tan transformado que ha procurado transmitirla siempre a cuantos a conocido. Decía ese pastor al padre Jaime: «A toda persona que conozco la conozco en nuestro Señor Jesucristo y en su mirada y sino es que no la conozco».  Debemos aprender a escuchar al Señor para que nos de su mirada sobre cualquier persona que se relacione con nosotros para poder darle lo que Dios desea aportarle con nuestra presencia.

En fin,  conociendo a Jaime debemos continuar y preservar el legado espiritual que ha dejado a tantos miles de personas en todo el mundo. Por eso, para que él pueda seguir predicando en esta tierra y orando desde el cielo, vamos a procurar poner, en las próximas semanas, en nuestra página web y en el blog, unas horas de enseñanzas grabadas en video, hace unos años en Barcelona, donde se podrá ver y escuchar a Jaime Burke siempre con la esencia de lo que él proclamó por todo el mundo, así su predicación continuará en el ciberespacio.

Jaime no sabía nada de internet pero hace años nos profetizó: «ustedes van a ver la importancia que va a tener internet para la evangelización.» Nosotros le decíamos: «No padre, en internet mucha gente se queda pegada a cosas muy mundanas: pornografía, relaciones enfermizas…» Y Jaime en su última visita a España, en marzo y abril de este año, se gozaba viendo como evangelizábamos a través de internet, de la web y el blog.burke5.jpg

Jaime vive resucitado con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Estamos convencidos. Nos caen las lágrimas pero a la vez tenemos nuestro corazón lleno de gozo porque sabemos que ora con nosotros como a él le gustaba: Gloria a Dios en el Cielo y paz en la tierra…!!!

Jaime ha predicado en todo el mundo deseando un nuevo Pentecostés para toda la iglesia, respetando el trabajo de todas las sensibilidades, creyendo en el trabajo de los laicos y valorándolo, y no podemos pensar ni por asomo que el deseo de esa nueva iglesia viva y evangelizadora fuera una ilusión. Realmente es una visión profética. El Señor nos tiene a todos ahora para continuar trabajando en abrir los corazones para que Él pueda transformar el mundo.

Reciban los padres Dominicos, sus hermanos de comunidad y toda la familia nuestro más sentido pésame y el gozo de saber que hemos compartido y compartiremos la vida de Jaime, un hombre que ha plasmado en nosotros el evangelio. El amor de Dios que Jaime ha depositado en todos no pasará nunca, permanecerá y vivirá con nosotros para siempre y será fuente de nueva vida en Cristo Jesús.

Para ver o escuchar las enseñanzas del P. Jaime Burke puedes pinchar A Q U Í

Puedes leer también el Testimonio de la decisión de no abortar del ex presentador de televisión Diego Carvajal y su esposa donde  el P. Jaime oró por ellos  y el niño nació totalmente sano. 
 

Comentarios 0