La conversión de la mediática Tamara Falcó: “Entré en la Casa del Libro y el único que me llamó la atención fue la Biblia. Cambió mi vida y empecé a leer y a ir a misa”

La hija de Isabel Preysler asidua a la prensa rosa cuenta cómo espera con impaciencia la Confirmación y como Dios le ha dado la paz que buscaba

1 de diciembre de 2012.-  (Javier Lozano / Religión en Libertad / Camino CatólicoTamara Falcó es hija del marqués de Griñón y de Isabel Preysler.  Asidua en todas las revistas del corazón en España, ha convivido con las cámaras de televisión y los paparazzi desde que nació. Mucho se ha escrito de ella como icono de la moda o imagen de distintas marcas de lujo, sin embargo, ahora comienza a hablarse de un nuevo aspecto en su vida que ha dejado sorprendido a muchos: su vuelta a la Iglesia Católica. 

Ahora está radiante tras este enorme cambio en su vida y no para de hablar de Dios siempre que puede. Actualmente palabras como Cristo, Biblia o Fe tienen también su espacio en este tipo de prensa, que se ha quedado totalmente desorientada con este viraje. Desde hace casi dos años la hija de Isabel Preysler va a misa a diario y se la puede ver acudir a los oficios religiosos o al rezo del Rosario en distintas parroquias de Madrid. Además, durante meses ha mantenido en secreto que acude a un comedor social de la Orden de Malta para ayudar a repartir comida.

Su principal objetivo, la Confirmación

Tal y como ella misma relata con total naturalidad, su principal objetivo ahora en la vida es recibir el sacramento de la Confirmación. Preguntada en la revista Hola que significaba para ella este momento aseguró que “para mi es totalmente nuevo, porque la religión la tenía abandonada y ha supuesto un cambio en mi vida, he encontrado un equilibrio en todos los sentidos y es lo que más me llena”.

Gracias a su trato con la Iglesia y con los sacerdotes, Tamara Falcó va poco a poco viendo un cambio en si misma tras su contacto con Jesucristo. “Antes no entendía cómo la fe te puede ayudar a sobrellevar las cosas, pero ves como día a día  todas las piezas del puzzle empiezan a encajar”.

La fe ha llenado su vacío

Por eso mismo responde con rotundidad cuando es preguntada si la fe le ha llenado de un vacío: “sí, definitivamente. La verdad es que me considero una chica muy agraciada en algunos sentidos materiales, pero me faltaba el lado espiritual”.

Igualmente, ante la sorpresa de su entrevistador la joven de 31 años, que es ya una estrella mediática en España, aseguró que “todo lo que conlleva ser católica te enseña a estar más cerca del prójimo y a ser menos egoísta”.

Rezar e ir a misa, “me llena”

Tamara Falcó no ha seguido la moda de algunos otros famosos del mundo rosa que intentan buscar su espiritualidad en religiones exóticas sino que ella ha preferido volver a casa y está feliz por ello. “Desde que rezo y voy a misa he cambiado por completo. Me llena”.

Además, no tiene miedo a hablar de su vocación.  Aunque se cree llamada para el matrimonio sí se ha planteado la vida religiosa pero “creo que el Señor no me ha llamado por ese camino. Es más, si tuviera vocación religiosa estaría encantada. Si el Señor me llamara, acudiría, lo dejaría todo. En la religión católica he encontrado el equilibrio y el sentido de mi vida”, dice contenta.

La Biblia cambió su vida

Dios se encontró en su camino de una manera curiosa, lo que le llevó a un acercamiento a la Iglesia.“Entré en la Casa del Libro y el único que me llamó la atención fue la Biblia. Cambió mi vida y empecé a leer y a ir  a misa” , contaba en otra entrevista que le realizaron.

Poco a poco fue produciéndose en ella el cambio. “La Biblia me ha dado mucha paz”, confiesa. Además unas amigas suyas le enseñaron a rezar el Rosario, una oración de la que ahora es asidua. También cree que las oraciones de su abuela durante tantos años han sido claves en esta conversión.

Quiere presentar un programa de religión

Sus aventuras profesionales también son distintas desde que comenzó este cambio en su vida.  Le llueven las ofertas, también en televisión, pero su gran ilusión tal y como afirma la misma Tamara es “presentar un programa de religión” para responder a esta inesperada llamada que Dios le ha hecho.

Tamara Falcó se ha convertido en un instrumento de evangelización sin darse cuenta. El contar su cambio de vida, el acudir a misa a diario y rezar el Rosario así como sentirse orgullosa de leer la Biblia ha llevado a Dios a un mundo muy necesitado de Él: el de los famosos y el mundo rosa.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *