La Virgen María se abandona totalmente a su Señor mirando su pobreza y sabiendo que para Dios nada hay imposible / Por P. Carlos García Malo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen