Mary Healy, teóloga, ora por sanación en el Congreso Eucarístico y testimonia que «Dios estaba lejos, me sentía vacía y sola y lo encontré estudiando teología»

Camino Católico.-  En el Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Budapest la teóloga estadounidense Mary Healy ha compartido su conmovedor testimonio, el 9 de septiembre, en el que ha descrito los milagros de curación espirituales y físicos que Dios realiza en las vidas de muchas personas y como pese a que ella se alejó de Dios ahora vive como laica consagrada después de una profunda conversión, tal y como puede visualizarse en el vídeo superior de la transmisión en directo de la EWTN . Además hace una oración de sanación.

Mary Healy explica que de pequeña nació en una familia “católica de domingos” pero que cuando tenía 12 años sus padres participaron en un retiro de los Cursillos y ambos “tuvieron un encuentro personal con Jesús que los cambió radicalmente”.

En esta línea, ella también se impresionó por el testimonio de sus padres y comenzó a participar en estudios bíblicos y en un coro de jóvenes, así como también asistió a retiros y también ella encontró al Señor.

Sin embargo, cuando fue a la universidad sintió que “Dios estaba lejos” y experimentó una sensación de “desierto” hasta que cayó en depresión ya que “me sentía vacía y sola”. Al concluir sus primeros estudios, continuó en otra universidad con la certeza de que “necesitaba a Dios en mi vida” por lo que empezó a estudiar teología en la Universidad de Steubenville de los franciscanos.

Allí tuvo diferentes experiencias importantes con la renovación carismática católica y al conocer a los frailes franciscanos que transmitían “con alegría al Espíritu Santo”.

Healy relata diferentes momentos importantes en su camino espiritual, entre ellos, una Confesión, una vigilia nocturna con la Adoración Eucarística, un viaje con otros jóvenes en el que experimenta la presencia de Cristo Resucitado. Todas esas experiencias la llevaron a empezar a vivir en una comunidad laical con otras personas y subrayó la importancia de “ayudarse recíprocamente en la vida cristiana”.

Sin embargo, también vivió dificultades en la convivencia y en la relación con algunas personas. Hecho que superó con visión sobrenatural y gracias al consejo de otra hermana.

Después, Mary siguió un camino de preparación y discernimiento hasta que “consagró su vida totalmente a Dios en el celibato como mujer laica viviendo en el mundo”. Ese importante paso lo dio en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Finalmente, Mary relata que hace siete años conoció a un pastor protestante, experto en curaciones, y lo acompañó en una de sus misiones en Brasil. Una experiencia que la ayudó a entender que podía aplicarlo en la Iglesia Católica y que “no tenía que hablar sobre la curación, sino que también podía rezar con fe por la curación” de otras personas, lo que hace después de contar su testimonio.

Y así ha sido, Mary Healy ha continuado a estudiar lo que las Sagradas Escrituras revelan sobre la curación de Jesús en los Evangelios, también en los escritos de los Padres de la Iglesia, en las vidas de santos y en la tradición Católica.

Además de dar conferencias en aulas con numerosas personas, ha escrito libros en los que comparte sus aprendizajes, como el que “el Señor ama curar más a menudo de lo que nosotros creemos, y que él ama usar a la gente ordinaria para hacerlo”.

“He aprendido con la experiencia que no siempre oímos al Señor con claridad, pero Él actúa de todos modos, a pesar de nuestros errores”, indica la teóloga.


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *