Paulo Assunção, exjugador del Atlético de Madrid: «Imaginarme todo lo que me ha pasado no parece posible, pero para Dios no hay nada imposible y Él es lo más importante»

Camino Católico.-  Ganó dos Europas League con el Atlético de Madrid, vivía en la cima de la élite futbolística, parecía que Paulo Assunção lo había tenido siempre todo. Pero el jugador salió de uno de los barrios más pobres de Brasil. Empezó a trabajar a los 13 años «de todo lo que aparecía, electricista con mi hermano, cualquier cosa». Su sueño era ser futbolista aunque en una casa en la que «solo teníamos dinero para comida, no para unas botas o nada más», era complicado. Habla de su testimonio de como Dios ocupa el primer lugar en su vida en el programa «El lado bueno de las cosas» de 13 TV.

Al contrario que otros futbolistas que llegaron de zonas humildes, Paulo Assunção no dejó que el dinero se le subiera a la cabeza: «yo siempre le digo a mis hjios que si Dios permitió que tú tengas un piso y tienes salud, es lo más importante». Reconoce que es muy difícil ser un futbolista en la élite y mantenerse con los pies en el suelo y con humildad: «Dios ha puesto a mi lado a mi mujer como un ángel que, cada vez que subía me agarraba y me ponía en mi sitio». Reconoce que sin Dios su vida tal y como es no habría sido posible. «Imaginarme todo lo que me ha pasado no parece posible, pero para Dios no hay nada imposible. Y para mí lo más importante es, en primer lugar, Dios».

Su pasión le hizo recorrer, con 13 años, 1.800km para realizar unas pruebas para un equipo. «Si contara todo lo que pasé podría hacer una película». «Cambié una bici por las botas», a las que cuidó como oro en paño.

«Solo jugaba con las botas los sábados, el resto del tiempo, jugaba descalzo» en un campo de tierra. Su fe le ayudó en el que camino hacia la fama y asegura que «yo sí, soy muy creyente. Sé que Dios siempre ayuda a las personas que hacen el bien y siempre sigo ese camino».

Su destreza con el balón le ganó un contrato con el Oporto con el que ganó más dinero del que había visto en su vida. «Con el dinero que gané compré una casa para cada uno de mis hermanos y para mis padres». De sus cuatro hijos, tres han seguido sus pasos en el mundo del deporte.

Fuente:13 TV
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *