Santa Misa presidida por el Papa Francisco en el Estadio de Zimpeto en Maputo, Mozambique, 6-9-19

6 de septiembre de 2019.- (Camino Católico)  La mañana del viernes 6 de setiembre, el viaje apostólico del Papa a Mozambique continuó con la visita en forma privada del pontífice al Hospital Zimpeto, situado en una periferia de Maputo. Tras realizar el esperado encuentro con los enfermos, el Santo Padre se dirigió a celebrar la Santa Misa por el progreso de los pueblos en el Estadio Nacional Zimpeto ante 60.000 personas. En el video de Vatican News se visualiza y escucha toda la celebración eucarística presidida por el Papa traducida al español.

En un país donde la violencia ha dejado heridas abiertas y difíciles de sanar, la homilía pronunciada por Francisco tocó un argumento central de este viaje apostólico: la reconciliación. Y las palabras pronunciadas por Jesús tras haber proclamado las bienaventuranzas, fueron el punto de partida. «Amen a sus enemigos», había dicho el Señor.

Las enseñanzas del Maestro subrayadas más y más veces por el Pontífice en la homilía dejaron la huella a seguir: el camino de Jesús es estrecho y necesita de algunas virtudes – dijo. Pero Jesús “no es un idealista que desconoce la realidad”. Él habla de amar a los enemigos y habla “del enemigo concreto, del enemigo real”. Francisco recordó así que el Señor no invita a un camino que él no haya recorrido primero, pues Él amó “a los que lo  traicionaron y juzgaron injustamente”. Él amó “a los que lo mataron”.

Con esto Jesús, añadió el Santo Padre, «quiere clausurar para siempre la práctica tan corriente —de ayer y de hoy— de ser cristianos y vivir bajo la ley del talión». Pues “no se puede pensar el futuro, construir una nación, una sociedad sustentada en la ‘equidad’ de la violencia. No puedo seguir a Jesús si el orden que promuevo y vivo es el ‘ojo por ojo, diente por diente’”.

 “Ninguna familia, ningún grupo de vecinos o una etnia, menos un país, tiene futuro si el motor que los une, convoca y tapa las diferencias es la venganza y el odio”: con estas palabras sonantes el Papa Francisco tocó una vena saliente en el pueblo mozambiqueño.

El Papa indicó aún el camino, que es siempre aquel de Jesús: “reconociendo y valorando al otro como hermano hasta sentir su vida y su dolor como nuestra vida y nuestro dolor”, dijo, «es posible descubrir todas las ideologías de cualquier tipo que intentan manipular a los pobres y a las situaciones de injusticia para el servicio de intereses políticos”.

“Si Jesús es el árbitro entre las emociones conflictivas de nuestro corazón, – aseguró el Pontífice –  entre las decisiones complejas de nuestro país, entonces Mozambique tiene un futuro de esperanza garantizado”.

Asimismo, el Obispo de Roma ha compartido estas palabras con los fieles de Mozambique, al término de la celebración: “Tenéis muchos motivos para esperar. Lo he visto, lo he tocado con mis manos estos días. Por favor, mantened la esperanza. No dejas que os la roben. Y no hay mejor manera de mantener la esperanza que permanecer unidos. Para que todos los motivos que la sustentan, se consoliden aun más en un futuro de reconciliación y paz en Mozambique. Que Dios los bendiga y la Virgen Madre los proteja, y por favor, no se olviden de rezar por mí”.

El Papa en homilía de la Misa en Maputo, Mozambique, 6-9-19: «No puedo seguir a Jesús si el orden que promuevo y vivo es el ‘ojo por ojo, diente por diente’»

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *