Manolo Portabella, publicitario: “En los evangelios ya se habla de ‘anunciar’”

28 de noviembre de 2009.- Una imagen vale más que mil palabras… o no. El tipo de la foto, Manolo Portabella, no anuncia una marca de cigarrillos, sino el Evangelio. No lo hace desde un púlpito; lo hace desde una peculiar agencia de publicidad: la Fundación Kolbe, iniciativa que echaron a andar hace años él y Paco Segarra.

(Gonzalo Altozano / Alba)  -Dice Chus Rojo, publicitaria, que Dios se ‘vende’ solo.

-Y es verdad. Lo que pasa es que hace falta difundir su mensaje. En marketing, un producto puede ser muy bueno, pero si nadie lo conoce…

-O sea, la publicidad como instrumento evangelización.

-En el Evangelio ya se habla de “anunciar”. Y la Iglesia, a lo largo de los siglos, ha empleado diferentes medios para hacerlo: el arte, las catedrales, la música… ¿Por qué no la publicidad?

-Eso hacen en la Fundación Kolbe. Por cierto, ¿católicos publicitarios o publicitarios católicos?

-Publicitarios católicos. Si el adjetivo pasara a ser sustantivo, perdería fuerza el matiz profesional, que es el que queremos subrayar.

-Le enseña un anuncio a un publicitario no católico. ¿Qué le dice éste?

-”¿Pero te lo van a dejar sacar?”

-¿Usted qué responde?

-Que sí, que el mensaje lleva ahí dos mil años, que en Kolbe sólo le hemos dado forma.

-¿Alguna vez les han tachado de irreverentes?

-Nunca. ¿Cómo vamos a serlo si, repito, el mensaje no lo hemos inventado nosotros?

kolbe2521562745_985177e5fc.jpg-¿Y es bueno que el mensaje siga siendo el mismo, veintiún siglos después?
-Si no lo fuera, ¡qué tragedia! La Iglesia perdería su razón de ser. Por eso no debe acomodarse a los poderes terrenales, casi siempre sometidos a dudosos intereses. Tiene que ser fiel a sí misma.

-Eso la coloca en una situación difícil.

-Y es bueno que así sea. La Iglesia tiene que ser incómoda, presentar batallas, levantar pasiones. No puede dejar indiferente.

-¿Siempre lo consigue? Se lo digo por un estudio según el cual los niños americanos sienten más cerca a Ronald McDonald que a Jesucristo.

-Eso significa que algo estaremos haciendo mal.

-¿En qué sentido?

-No en uno de comunicación publicitaria, sino de transmisión del mensaje. Ya debimos haber tomado nota cuando John Lennon soltó aquella boutade provocativa: “Los Beatles somos más famosos que Jesucristo”.

-Otro que ha ganado la batalla del marketing es Papá Noel.

 -Y no sólo porque Coca Cola haya sabido explotarlo comercialmente.

-Diga otro factor.

-Nos hemos acostumbrado a la comodidad. Que los regalos de Papá Noel se pongan el día 24, y los niños tengan todas las vacaciones para jugar, ha contribuido a arrinconar al Niño Jesús y a los Reyes Magos.

-Ayude a sacarlos del rincón del establo.

-Hace años, en Kolbe, hicimos un christma con la foto de un bebé y el siguiente texto: “¿Habrá que explicar a todo el mundo que quien nace en Belén no es Papá Noel?”.

-¿Se atreve con una felicitación para esta Navidad?

-”Queremos compartir contigo el mejor regalo de todos los tiempos: la fe”.

kolbe4138102856_6c13b17511.jpg-Está en racha. Ahora imagine que una cofradía le encarga un cartel para el Viernes Santo.

-Utilizaría la imagen de unos costaleros llevando un paso. “Esta Semana Santa te alegrarás de ponerte un gran peso encima”.

-Oiga, ¿se le ocurre algo para que la gente apague el móvil en misa?

-Hemos cambiado la noción de lo importante por la noción de lo que es urgente. Así que propongo: “¿Hay algo más urgente que hablar con Dios? Por favor, apaga tu móvil”.

-La urgencia de hablar con Él, ¿la tuvo siempre?

-De niño recibí una estricta educación religiosa que provocaba cierto temor (ya sabe, el ojo vigilante de Dios…). Eso hizo que, por pura reacción, me alejara de la Iglesia.

-¿Qué le hizo volver?

-Una crisis personal que me llevó a reflexionar sobre todo.

-¿A qué conclusión llegó?

-A que la forma en que me fue transmitida la fe quizás no fue la correcta, como puede que tampoco lo fuera la forma en que yo la había entendido.

Comentarios 0