Ana Margarita González quería ser modelo, le gustaba el deporte, pero Dios la llamaba y «decidí ser una monja de las que no salen»

Ana Margarita González quería ser modelo, le gustaba el deporte, pero Dios la llamaba y «decidí ser una monja de las que no salen»

Comentarios 0