Andrea Loor se adentró en el mundo de las drogas en la adolescencia, pero tiene un encuentro con Dios que la rescata

Camino Católico.- Andrea Loor nació en Manabí, Ecuador, en el campo, de padres católicos. No tenían Misa todos los domingos por no haber suficientes sacerdotes y esto no le molestaba a Andrea porque no tenía conciencia de la importancia de la Misa. Ya de adolescente, por sus malas amistades, empieza una caída en su vida, entra en el mundo de las drogas por miedo a no agradarles o quedarse atrás.

Va al conservatorio en Guayaquil donde su problema no es tanto de drogas sino la impureza. Conoce a una buena chica que la invita a vivir en una residencia católica para universitarias, pero no acepta la oferta hasta que no se ve desesperada y sin salida. Ahora nos cuenta como, desde que ha encontrado a Dios, tiene una paz que no tenía antes y conoce una verdadera alegría, limpia y pura. Cuenta su testimonio en el programa “Cambio de Agujas” de H.M. Televisión.

Fuente:Eukmamie 
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *