Denyse Floreano, Miss Venezuela 1994 y finalista en Miss Universo: “Uno tiene un plan y Dios tiene otro, hay que confiar en Él. En mi vida Dios está siempre primero”

* «Hay que pensar en el yo futuro: ¿cómo me sentiría yo si mis hijos vieran una película de mi pasado?… Hay que orar por los Hijos. Confiar en Dios. Deseo que mis hijos caminen por el camino de la santidad”

Camino Católico.-  La terapeuta católica Sheila Morataya entrevista a Denyse Floreano, Miss Venezuela 1994 y finalista en Miss Universo 1996, quien explica su testimonio de como Dios está en el centro de su vida, en el vídeo  que publicamos.

Denyse Floreano llego hasta la cima, desfilando con casas como Armani, Narciso Rodriguez y Saint Jones. Sin embargo, ya viviendo en Italia su sueño se da cuenta que ser modelo y vivir en medio de un mundo de glamour y lujo no era lo que ella quería, por lo que decidió renunciar a todo para pasar a ser una mujer ordinaria como esposa, madre y trabajadora. Actualmente Denyse Floreano vive en Atlanta, Georgia y es invitada a dar conferencias que rescaten el significado profundo de la belleza y la dignidad de la mujer. 

“La belleza viene de dentro… Uno tiene un plan y Dios tiene otro… En mi vida Dios está siempre primero.”explica Denyse. “Hay que pensar en el yo futuro: ¿cómo me sentiría yo si mis hijos vieran una película de mi pasado?… Dios por delante, tus valores y saberte valorar como mujer… Hay que orar por los Hijos. Confiar en Dios. Deseo que mis hijos caminen por el camino de la santidad”.

Publicado originalmente en Camino Católico en mayo de 2016


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0