En los campos de refugiados de Sudán hay 90.000 personas y AIN forma a los futuros hombres para la reconciliación y la paz

4 de enero de 2016.- (13 TV  / Camino católico)  Cuatro años después de la independencia de Sudán del Sur el sufrimiento de la gente es indescriptible. Más de dos millones de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares por el grave conflicto armado entre las fuerzas leales al gobierno del presidente Salva Kiir y los rebeldes, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para refugiados ACNUR (UNHCR).

“Después de veintidós años de guerra civil Sudán se divide en dos países y los cristianos que están en el norte vuelven a sus casas en el sur. A partir de 2013, vuelven otra vez las guerras fratricidas entre las etnias con tremendas catástrofes y muchos vuelven otra vez a refugiarse al norte”,explica Amparo Llobet, Responsable Instituciones de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Esta situación drástica hace que el número de los sudaneses del sur que buscan refugio en el país vecino de Sudán aumente cada día. Según datos del ACNUR desde Mayo de 2015 casi 30.000 sudaneses del sur han cruzado la frontera hacia los campos de refugiados que se han abierto en el país vecino de Sudán. Los más afectados son los niños y las mujeres que se verán expuestos a diversas epidemias y al hambre.

Amparo Llobet asegura que Ayuda a la Iglesia Necesitada está ayudando en los campos de refugiados donde se encuentran más de noventa mil personas. Especialmente estamos apoyando a las escuelas. Dos escuelas y un centro de refugiados para eritreos para la formación de los futuros hombres. Solamente ellos serán capaces de volver a reconciliarse y volver a tener un país en paz”.

La Iglesia presta ayuda en Sudán y Sudán del Sur desde hace años. Sólo en 2014 Ayuda a la Iglesia Necesitada aportó casi un millón de euros para proyectos en ambos países.

Comentarios 0