Estrategias internacionales desde la ONU para debilibitar a la familia

dfamilia3.jpg
Autor: Luis Solari
10 de septiembre de 2009.-Una de las características de la política internacional propia de la posguerra es el uso del derecho y de las instituciones internacionales para alcanzar fines imposibles de alcanzar democráticamente en los respectivos países. Se entiende así porque la ONU y sus agencias, con algunas ONGs (Organizaciones No Gubernamentales), han ideado un entramado donde es fácil quedar enganchado si no hay visión de conjunto y espíritu crítico. Si en un país se dfamilia3.jpgdebilita a la familia, se debilitan sus estructuras. Se trata de debilitar a las sociedades para lograr el predominio de unos cuantos.

En 1993, la ONU señalaba la necesidad de vencer la “resistencia organizada” y presentar el control demográfico como “solución de problemas”. Así, el aborto sería la solución al embarazo no deseado, y la coacción para no tener hijos sería llamada “regulación de la fertilidad”. Y planteaba las siguientes estrategias para imponer su ideología:

1. Convertir en “derecho humano” el acceso al control natal, para que se vea como decisión personal y no como una política impuesta desde arriba.

2. Crear los “derechos sexuales y reproductivos” para justificar la homosexualidad, y ver el aborto como derecho humano universal.

3. Convertir la planificación familiar en componente de la salud pública, llamándola “salud reproductiva”.

4. Elaborar leyes que faciliten el divorcio.

5. Crear ONGs que promuevan la perspectiva de género; introducir la “cultura de género” en el aparato del Estado. Se trata de ver el sexo como una construcción social y cultural, desligada de la biología.

6. Hacer obligatoria la educación sexual desde el Jardín de Niños o Nivel Preescolar, utilizando el “método de la inclusión” que distribuye los contenidos en diferentes asignaturas y dificulta el control de los padres de familia.

dfamilia.jpg7. Dar una educación sexual amplia donde se enseñe hasta la última técnica del placer, diciéndoles a los niños que no lo comenten con sus padres pues no lo entenderían ya que son de otra era. Hacer talleres lúdicos que inclinen a los niños a la homosexualidad porque fomentan los tocamientos mutuos.

8. Crear alianzas entre los países más poderosos y las ONGs que proclaman la ideología de género.

9. Intensificar las esterilizaciones masivas como una solución transitoria adoptada por los eugenistas mientras logran legitimar el aborto.

10. Definir la sexualidad al margen de cualquier conexión con el matrimonio o la procreación, como derecho autónomo de la libertad del individuo.

Los habitantes de los países en vías de desarrollo no son quienes causan un deterioro ambiental, sino que éste es provocado por el desmedido consumo que practican los países ricos. A los países pobres se les puede educar para que cuiden más la ecología, pero en vez de educación se invierte en anticoncepción porque –según dicen- es más barato, pero es más inhumano.

Actualmente, es un hecho probado que el capital humano es un factor de crecimiento y no de pobreza. Es lo que se llama desarrollo económico endógeno, que, a diferencia del exógeno, emerge desde el propio país y no depende del exterior.

Mientras el control natal inocula el egoísmo en la familia, la educación sexual tendenciosa introduce un elemento perturbador: la ruptura del papel educador de los padres. Una característica de esos programas es reiterar un supuesto derecho de los menores a la confidencialidad, a cuyo amparo tendrían derecho a recibir, sin el conocimiento ni el consentimiento de sus padres, información sexual desviada, servicios de anticoncepción y aborto. Tal pretensión es incompatible con:

El Artículo 26, inciso 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos;.

El Artículo 18, inciso 1 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, y el artículo 5 de la misma Convención, que dice que los Estados firmantes respetarán las responsabilidades, derechos y deberes de los padres para impartir a los niños dirección y orientación apropiadas.

Además de pretender violar el derecho de los padres a educar a sus hijos, estos programas de educación sexual promueven una conciencia antiembarazo, dfamilia564863012_5b3270ca27.jpgantimaternidad y de consumo precoz de anticonceptivos; es decir, una conciencia anti-niño, es la enseñanza más perversa: enseñar al niño a ser anti-niño.

Lo más grave es la distorsión de la conciencia que enseña algo malo como bueno. Esta distorsión lleva a los jóvenes al utilitarismo sexual. Cuando se introduce el uso de preservativos en un grupo de jóvenes, la actividad sexual de los chicos no aumenta pero sí la de las chicas. Este utilitarismo sexual lleva a la incapacidad personal para asumir lo ajeno como propio, y por tanto de entregarse y comprometerse. ¿Qué futuro espera a las naciones con ciudadanos tan limitados en su capacidad de entrega y compromiso?… Estamos ante una estrategia de largo plazo que pretende sustraer de los niños la base y fundamento de su futuro.

La ideología de género tiene varios conceptos centrales:

· Para solucionar la opresión de las mujeres hay que darles poder, obviamente luchando contra el varón.

· Masculinidad y feminidad son independientes de la condición biológica de varón o mujer. Puede existir una identidad sexual múltiple.

No hay estructura conceptual más contraria a la mujer que la perspectiva de género.

Comentarios 0