Felipe Martínez se alejó de Dios de pequeño porque no le cambió la voz que tenía, pero ante una enfermedad grave volvió a Él

Camino Católico.-  Esta semana se sube a nuestro tren Felipe Martínez. Nació en una familia católica de Madrid. Aunque su padre no practicaba, le enseñó a rezar a Dios cuando era pequeño. En el colegio, los niños se metían mucho con él a causa de su voz.

Él pedía a Dios que se la cambiara, pero le parecía que su oración no era escuchada. Esto le hizo alejarse del Señor y dejar de tener trato con Él. Pero, cuando le llegó la noticia de una posible enfermedad grave, volvió a recurrir a Dios. En este programa de “Cambio de Agujas” de H.M. Televisión, que puede verse en el vídeo que ofrecemos, Felipe nos cuenta cómo descubrió qué era un sagrario y quién estaba en él, y cómo experimentó la misericordia de Dios.

Fuente:Eukmamie
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *