Fran Gracia y Raquel Moyano, con sus seis hijos, familia en misión en Berlín: «El pilar de nuestra convivencia es la oración, para ponernos de cara a Dios y que Él nos ayude»

* «Nuestra aportación es la de todo cristiano, ser misionero de esta Buena Noticia que hemos conocido en la Iglesia, de anunciar al mundo a Jesucristo y el amor que Dios tiene a los hombres. A nosotros el Señor nos ha llamado a desempeñar esta tarea aquí en Berlín…. Nosotros hemos enseñado a nuestros hijos que el domingo es un día especial para dar gracias a Dios por todo lo que nos regala. Por eso, rezamos juntos y les damos una pequeña catequesis sobre el evangelio o hablamos con ellos por si tienen alguna dificultad. También por las noches rezamos con ellos»

Camino Católico.- Fran Gracia y Raquel Moyano, padres de seis hijos aunque en apenas unos días nacerá su  séptimo hijo son una familia misionera procedente de Córdoba y que ahora viven como misión ad gentes en Berlín, en pleno corazón de la Europa secularizada. Este joven matrimonio del Camino Neocatecumenal se casó hace nueve años, el 10 de septiembre del 2011, en la parroquia cordobesa de San Francisco y San Eulogio. Y en estos años han tenido a Fran (8 años), Samuel (6), José (5), Miguel (3), Santiago (2), Raquel (1) y la futura niña que Dios mediante nacerá en diciembre.

Esta familia sintió la llamada a la vida misionera y en Berlín dan testimonio del amor de Dios y de la familia cristiana. En la web de la Diócesis de Córdoba Fran y Raquel hablan de esta experiencia de Dios en sus vidas y de la transmisión de la fe a los hijos.

– ¿Cuáles son los pilares de vuestra convivencia familiar?

– El pilar fundamental es la oración. Cada día lo comenzamos rezando laudes para poder ponernos de cara a Dios y que Él nos ayude durante la jornada. También recibir los sacramentos, la Eucaristía reconstruye nuestro matrimonio y nos ayuda a estar en comunión.

– ¿Qué resulta más complicado en la educación de los hijos en este momento social?

– Nuestros hijos son pequeños todavía pero el vivir en el seno de una familia numerosa les ayuda a aprender a compartir, a ayudarse unos a otros e intentamos que en el colegio también aprendan a ayudar a los compañeros que están más solos y a jugar con todos.

– ¿Qué instrumentos tiene la familia de hoy para manifestarse cristiana?

– Pensamos que el instrumento es la propia familia que es una luz en medio de la sociedad. Nosotros no hacemos nada en especial, estamos contentos con los hijos que Dios nos ha regalado y la Iglesia como madre nos ayuda a ser padres. Intentamos comer juntos para preguntarles cómo les ha ido el día en el colegio.

La familia de Fran y Raquel el día que fueron enviados por el obispo de Córdoba en misión

– La transmisión de la fe a los hijos es un reto para todos, ¿cómo lo hacéis vosotros?

– Nosotros hemos enseñado a nuestros hijos que el domingo es un día especial para dar gracias a Dios por todo lo que nos regala. Por eso, rezamos juntos y les damos una pequeña catequesis sobre el evangelio o hablamos con ellos por si tienen alguna dificultad. También por las noches rezamos con ellos.

– ¿Cuál es vuestra parroquia?, habladnos de vuestra vida en comunidad.

– Nosotros pertenecemos a la parroquia de San Francisco y San Eulogio de Córdoba donde tenemos una comunidad con la que vivimos nuestra fe siguiendo el itinerario de formación cristiana que es el Camino Neocatecumenal. Actualmente, estamos viviendo en Berlín como misión ad gentes, pero nos sentimos fortalecidos y sostenidos por nuestra comunidad de Córdoba.

– ¿Cuál es vuestra aportación familiar a la Iglesia Diocesana?

– Nuestra aportación es la de todo cristiano, ser misionero de esta Buena Noticia que hemos conocido en la Iglesia, de anunciar al mundo a Jesucristo y el amor que Dios tiene a los hombres. A nosotros el Señor nos ha llamado a desempeñar esta tarea aquí en Berlín.

Un momento de nuestra historia familiar fue cuando rezamos ante la Virgen de Loreto por nuestra familia para que nos cuidara y nos ayudara a vivir como misioneros en Berlín.

– ¿Qué lugar ocupan los abuelos en casa?

– Nuestros padres son jóvenes y hasta ahora seguimos recibiendo más de ellos, que ellos de nosotros. Son para nosotros un espejo que nos gustaría reflejar en nuestra familia, de amor y entrega incondicional.

– ¿Rezáis por algún sacerdote?

– Rezamos por muchos sacerdotes cada día que nos han mostrado a Cristo en momentos muy importantes de nuestra vida.


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *