Judit Hernández se confirmó, dejó la iglesia, iba a fiestas y era bailarina de discoteca: Dios irrumpió en su vida al conocer a su marido

Camino Católico.- Judit Hernández se confirmó a los 17 años y ya no volvió a pisar una iglesia hasta diez años más tarde. Frecuentaba fiestas y trabajaba como bailarina en una discoteca. Con veinte años se quedó embarazada, y su hijo cambió mucho su vida. Pero no fue hasta conocer a su actual marido, cuando Dios irrumpió en su vida. Ahora Dios no la deja separarse de Él. Explica su testimonio de transformación de su vida en el programa “Cambio de Agujas” de H.M. televisión.  

Fuente:Eukmamie 
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *