Nacho Barriuso canta por Dios: «Sentí que el Señor me abría los ojos, me levantaba, ponía paz en mi corazón. La mayoría de los jóvenes no conocen gente que viva la fe de verdad»

* «He crecido en una familia practicante y, aunque he ido siempre a misa los domingos no siempre he asistido con el mismo interés. La iglesia y todo su mensaje no eran importantes en mi vida hasta que, como dice la canción, ´su gracia me encontró´. Fue a través de la parroquia y de personas que vivían su fe de verdad. Vivía sin darme cuenta ´esclavo de tanta porquería´, en comparación con ahora, era una vida en blanco y negro, sin sabor y con poco olor. En esa conversión, que aunque comenzó en un día concreto fue progresando gradualmente»

Camino Católico)   Nacho Barriuso, joven asturiano de 20 años, natural de Avilés y estudiante de medicina en la Universidad de Oviedo, encarna de alguna manera una nueva generación de jóvenes católicos. 

 Camino Católico.-   Nacho Barriuso, joven asturiano de 25 años, natural de Avilés y que ha estudiado medicina en la Universidad de Oviedo, encarna de alguna manera una nueva generación de jóvenes católicos.

Quieren cantar a Dios y se saben minoritarios y algo incomprendidos… pero no les importa demasiado: al fin y al cabo, todos los jóvenes enamorados se han sentido así en la historia, y un joven cristiano es un enamorado de Dios, un nostálgico de eternidad. 

Canciones con un punto melancólico, la sorpresa del encuentro que da sentido, tienen toda la lógica para expresar la fe de esta generación. Cantar «Tu Gracia me alcanzó», como hace Nacho Barriuso, no es tan distinto de cantar «me asombró que me quisieras» o «enamorarme me sorprendió y te estoy agradecido». Los acordes de un pop romántico no desentonan para hablar de Dios. Cuenta su testimonio de conversión a Pablo J. Ginés en Religión en Libertad. 

Familia practicante… pero con un punto de conversión

«He crecido en una familia practicante y, aunque he ido siempre a misa los domingos no siempre he asistido con el mismo interés. La iglesia y todo su mensaje no eran importantes en mi vida hasta que, como dice la canción, ´su gracia me encontró´. Fue a través de la parroquia y de personas que vivían su fe de verdad», explica Nacho. 

Es una pintura impresionista, pinceladas del cambio de la vida gris a la vida con fe. 

«Vivía sin darme cuenta ´esclavo de tanta porquería´, en comparación con ahora, era una vida en blanco y negro, sin sabor y con poco olor. En esa conversión, que aunque comenzó en un día concreto fue progresando gradualmente, sentí que el Señor me abría los ojos, me levantaba, ponía paz en mi corazón y con el tiempo ha ido afianzando el sentimiento». 

Para Nacho, las viejas palabras del Evangelio son plenamente poderosas y vivas y por eso las canta: «Levanta y anda, al ciego harás ver, tu luz brillará en la oscuridad. El sordo escuchará, y el mudo hablará, una sola palabra bastará para sanar», proclama. 

Cree que Dios «nos pide a todos los bautizados» dejar que «a través nuestro brille su luz en la oscuridad». En su caso, lo hace también con la música. «Oro muchas veces con canciones y compongo y grabo por mi cuenta lo que voy sintiendo»

Jóvenes lejos de la Iglesia, ¿por qué?

En una España donde muchos jóvenes dicen creer en Dios, pero sólo un 10 o 15% se mantienen estables en la Iglesia y los sacramentos, Nacho cree que la razón de la lejanía de los jóvenes está sobre todo en el desconocimiento y la falta de información. 

«En medio de esta cultura de la información hay una tendencia a la desinformación en muchos temas relacionados con la Iglesia. Muchos medios de comunicación y personas poco entendidas dan muchas veces información incompleta o errónea en los temas religiosos, que hace que los jóvenes tengan ideas equivocadas. También falta el testimonio: hay muchos jóvenes que no conocen a gente que viva su fe. Y quizás los pocos cristianos que conocen están tan desinformados como ellos. ¡Es importante que nos formemos! Un joven necesita ver y conocer a personas (si son jóvenes también mejor) que vivan de verdad la fe que dicen tener. Yo les recomendaría que no se conformaran con cualquier respuesta a las preguntas que puedan tener (que es bueno hacerse preguntas) y que buscaran a personas que viven su fe (sacerdotes o laicos) y hablaran con ellos». 

La Iglesia española, floja en música

Nacho Barriuso, un nativo digital como toda su generación, ha reflexionado sobre el papel de la música para evangelizar. 

«La música es un medio muy poderoso para comunicar, muy eficaz para llegar a los que somosjóvenes. Pienso que en la Iglesia en España no está muy explotado el tema, en comparación con otras realidades que he conocido en otros países. Creo que las diócesis deberían promover más los conciertos de grupos católicos que hay. Eso, además de evangelizar puede ayudar a animar a otras personas a iniciar sus propios proyectos».

Por el momento, él intenta evangelizar con la música a través del Ministerio Nacional de Alabanza de la Renovación Carismática, que usa danza, mimo y canciones, y produce un disco nuevo cada tres o cuatro años, renovando no sólo los cantorales carismáticos sino los de otros muchos ambientes católicos. Pero Nacho señala que cualquier parroquia puede renovar mucho la fe a través de un sencillo coro parroquial. 

Jóvenes con un dios «a medida»

A los jóvenes alejados de la fe, que han fabricado su propio Dios poco exigente, él «les invitaría a ser inconformistas y no conformarse con un Dios adaptado a sus comodidades. Si cada uno creyera en Dios a su manera, habría tantos dioses como creyentes… ¿es coherente? Que busque personas que vivan la fe y hable con ellas, que investigue que se mueva… El que busca, encuentra».

A las personas más mayores que sufren porque sus hijos o nietos no viven la fe, les recomienda tres cosas: «primero, tienen que dar testimonio de su fe con su forma de vida. Lo segundo rezar por ellos. Lo tercero… invitarlos, apoyarlos y animarlos a cualquier cosa que les pueda acercar a la fe. También pienso que es contraproducente ser exageradamente pesado y agobiante, cada persona tiene un ritmo en este proceso que tampoco se puede forzar mucho. Para que quien necesite más información que busque sobre la vida de Santa Mónica».

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *