Oración a Nuestra Señora de los Ángeles el día de su fiesta / Por P. Carlos García Malo

P. Carlos García Malo / Camino Católico.- La Virgen María es la Madre de Jesucristo. Por esta razón, ha sido venerada siempre como la criatura más excelsa, por encima de todos los Santos y de los Ángeles. Por ser Madre de Dios es justamente Reina y Señora de los Ángeles. María es en verdad Reina de los ángeles y de los santos. Ella es reina donde Jesús es Rey. 

María Santísima está siempre rodeada de ángeles.  El arcángel san Gabriel le anuncia que Dios la escogió para ser Madre del Verbo. Cuando da a luz al Redentor, coros de ángeles cantan y anuncian la buena nueva en torno al establo de Belén. Los ángeles se la llevan al cielo, en cuerpo y alma en la Asunción. Según la tradición, ángeles trasladan su casa de Nazaret a Loreto, Italia.  Hoy 2 de agosto que celebramos la fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, oremos pidiendo su intercesión:

Virgen María, madre de Dios y madre nuestra.

A ti acudimos hoy tus hijos heridos  por el pecado y desanimados por cuanto nos toca vivir en este mundo.

Míranos, vueltos a ti suplicando tu intercesión.

A ti, a la que llamamos Reina de los ángeles, te pedimos que envíes multitudes de estos seres espirituales que cuiden y protejan nuestro mundo, que detengan los ataques del maligno y sean también compañeros inseparables  de cada uno de nosotros y nos hagan más llevadero el camino al cielo.

A ti, que te elevaron al Paraíso entre sus alas, confiamos hoy nuestras vidas a fin de ser sostenidos por tu poderosa intercesión y el auxilio de este ejército invisible que sirve con gozo al Creador y, en su nombre, a su pobre y necesitada creación. Amén.

Nuestra Señora de los ángeles, ruega por nosotros.

P. Carlos García Malo de Molina

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *