Paul Gordon: De la iglesia presbiteriana al catolicismo por intercesión de la Virgen de Lourdes

Camino Católico.- Paul Gordon, escocés, nació en una familia de tradición protestante presbiteriana. Aunque sus padres no practicaban mucho la fe, su abuela solía llevarle al servicio dominical de la iglesia presbiteriana. Frecuentó también la catequesis y las asociaciones juveniles de su iglesia.

En su infancia y adolescencia, a través de la lectura de un libro titulado «Jesús en el mar de Galilea», Paul fue conociendo a Jesús, cuya figura le impactó mucho. Es lo que él mismo considera su encuentro espiritual con Jesús. Empezó a rezarle y a conversar con Él a nivel personal.

En los años de universidad, Paul estuvo centrado en los estudios y no mantuvo mucho contacto con la pastoral universitaria. Pero fue allí donde conoció a la que hoy es su esposa, una chica española católica. Ese fue su primer contacto con el catolicismo.

Más tarde se casaron y se fueron a vivir a Madrid (España). Paul empezó a sentir una gran curiosidad espiritual y tuvo el deseo de entrar en una iglesia, pero no encontró ninguna, pues la iglesia presbiteriana de Escocia es una denominación nacional que no está presente en España. Esto despertó en él la convicción de que la Iglesia verdadera tendría que ser universal, pues Dios llama a todos sin distinción de naciones ni épocas.

Ante la imposibilidad de asistir a una iglesia de su denominación, empezó a frecuentar una iglesia anglicana. Se presentó al pastor y le dijo que era presbiteriano, pero no podía asistir a ninguna iglesia allí en Madrid. El pastor le acogió y le dijo que podía participar en los servicios. Después de una temporada escuchando los sermones, se dio cuenta de que algunos temas, como el aborto, le estaban resultando un tanto confusos y de que aquel no era su sitio.

Un día decidió acudir al sacerdote de una parroquia que estaba cerca de su casa y le contó su historia. El sacerdote le acogió y le preguntó si deseaba bautizarse. Paul respondió que sí, pues aunque le constaba que su abuela lo había hecho a escondidas de sus padres, su bautismo no había sido registrado. En septiembre de 1995 recibió el bautismo bajo condición en la Iglesia católica y más adelante se confirmó.

Paul considera una gracia el hecho de que Dios se haya preocupado por él y le haya guiado hasta su Iglesia. Ahora, Paul es católico convencido y desea ponerse al servicio de Dios para ayudar a otros hermanos protestantes a unirse en una misma Iglesia.

La Virgen María tiene una gran importancia en la vida de Paul. Antes de su conversión, acompañó en una ocasión a su esposa a Lourdes. Allí, ella se sintió movida por la Virgen a pedir la conversión de su marido. Se siente un privilegiado por el hecho de que María haya pensado en él y haya estado detrás de él, intercediendo por su conversión. Su testimonio lo cuenta en el vídeo entrevistada por H. M. Televisión en el programa «Cambio de agujas».


Fuente:Eukmamie
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *