Archivo

Etiqueta: vocación

Nueve seminaristas de Valencia evangelizan en las redes sociales con raps que «brotan en la oración, en diálogo con Jesús, que es el protagonista de todo»

* «Recuerdo que en la oración personal de aquella semana le preguntaba al Señor: ‘¿y yo qué puedo hacer? no sé tocar la guitarra niLeer Más

Lucía Fonts estudió enfermería: «Salía con chicos, me fui acercando a la Palabra de Dios, me pregunté qué quería Dios de mí y sentí que me llamaba a ser Misionera Comboniana»

*  «Los primeros “culpables“, después de Dios, claro, fueron mis padres, que me transmitieron la fe con mucho cariño y empeño desde pequeña. Mi familiaLeer Más

Jess Lambert quería servir a Dios y estudió ingeniería para servirle construyendo infraestructuras en África, oró una novena a la Inmaculada y sintió la llamada a ser monja

* «Vivía en mi apartamento, tenía mis propios ingresos y podía tomar mis decisiones. Me encantaba. Pero mi corazón seguía echando algo en falta. No leLeer Más

Para Ondrej Tarana reconocer que le «gustaba pecar» fue clave para descubrir «el poder del amor de Dios» y ser sacerdote

* «Me gustaba pecar; a pesar de haber escuchado las mejores lecciones de los mejores predicadores, a pesar de haber rezado por mí los másLeer Más

Stephanie Baliga, monja que evangeliza mientras corre maratones en 2 horas 53 minutos, descubrió su vocación en una grave lesión y ahora sirve a los pobres

* «Debía revaluar por completo lo que estaba pasando en mi vida… En una Adoración Eucarística hubo una comprensión cada vez más intensa de suLeer Más

Mary Robert y Mary Clare Bernet, gemelas, son monjas desde hace 70 años de las franciscanas de Siracusa que las criaron en un orfanato: «no cambiaríamos la vocación por nada»

Camino Católico.- No es demasiado frecuente que dos hermanas opten por la vida religiosa, aunque estos casos se daban mucho más en el pasado recienteLeer Más

Benedetta Donoran, ante el Papa en Tailandia: «La Virgen me llevó del budismo al catolicismo y seré monja. Pedí a Dios que tuviera misericordia de mí. Me venció el amor de Dios»

* «Recibí la gracia de la conversión de corazón. Gracias al bautismo morí a mí misma y renací de nuevo en nuestro Señor Jesucristo. MeLeer Más

Emiliano Hong era un niño protestante pero ver a Juan Pablo II en 1984 visitar Corea «fue el germen de mi conversión» al catolicismo y en 2004 fue ordenado sacerdote

* «Primero se convirtió una de mis tías que vivía en Corea, y con ella descubrimos el camino de la fe católica mis padres yLeer Más

Concepción Palacios intuyó con 15 años la llamada del Señor a ser monja: «Tenía que responder al amor que Dios me tenía, y Él quería que fuese entregándome plenamente»

* «Somos incapaces de ver a Dios, pero yo de lo que sí estaba segura era de que, si entraba, era para siempre. Toda vocación,Leer Más

Álvaro Pinto vivía sin sentido, era Navidad y se confesó: «allí cambió todo. Adorando vi que el Señor me quería sacerdote. Mi destino son 56 pueblecitos de la montaña palentina»

* «No sin bastantes dificultades, comencé a buscar tiempo con el Señor, a adentrarme en las profundidades del Evangelio, del Depósito de la fe… yLeer Más