Sharran Sutherland publica fotos de su bebé no nacido: «Me dijeron que era un “desecho médico”»

Sharran y Michael Sutherland

* «Simplemente no podía creer lo perfecto que era. Sus orejas, su lengua, sus encías, sus labios. No podía creerlo. Mirarlo, sosteniéndolo en mi mano y viendo su perfección. Estaba asombrada ¿Cómo puede una persona negar no solo la humanidad de mi hijito sino a todos los otros bebés tan jóvenes como él y matarlos de una manera tan horrible?. Espero que compartir estas fotos de mi precioso pequeño pueda hacer que una persona que está contemplando un aborto, decida dejar que su hijo viva. Mi intención no es avergonzar a las mujeres que ya han pasado por eso»

Camino Católico.-  Una valiente madre compartió imágenes de su pequeño fallecido en un aborto espontáneo para demostrar que era un “verdadero bebé” y no un “desecho médico” como lo clasificaron los doctores.

Sharran Sutherland, de Fair Grove, Missouri (Estados Unidos), es la madre de 40 años que perdió a su hijo Miran de 14 semanas de gestación, luego de que las ecografías indicaron que su corazón había dejado de latir y es por su cortesía que ACI Prensa publica las imágenes y su testimonio.

En declaraciones a medios británicos, Sharran recordó que “el médico nos dijo que podíamos deshacernos de él como desechos médicos, o que podíamos velarlo en casa”. “Me enojé tanto porque ella llamó a mi bebé ‘feto’. No podía creer que ella insinuara que era un desperdicio médico. Estaba tan enojado por eso”, expresa.

Ecografía de Miran - Foto: Cortesía Sharran Sutherland
Ecografía de Miran – Foto: Cortesía Sharran Sutherland

Los doctores le urgieron que se hiciera una dilatación y legrado; sin embargo, la madre se negó porque eso implicaba sacar al bebé en pedazos. En vez de eso, optó por dar a luz de manera natural el 23 de abril de este año, 173 días antes de la fecha predestinada para su nacimiento.

Las imágenes tomadas por la madre muestran al pequeño de cuatro pulgadas de largo o sea 10’16 centimetros -que pesaba solo 26 gramos-, con la cara, las manos, los pies e incluso las uñas completamente formadas.

Foto: Cortesía Sharran Sutherland
Foto: Cortesía Sharran Sutherland

“Simplemente no podía creer lo perfecto que era. Sus orejas, su lengua, sus encías, sus labios. No podía creerlo. Mirarlo, sosteniéndolo en mi mano y viendo su perfección. Estaba asombrada”, dice Sharran.

En cuanto al entierro, como legalmente el pequeño Miran no podía ser clasificado como un bebé hasta las 20 semanas de vida, a Sharran y su esposo Michael Sutherland, de 35 años, se les permitió llevarlo a casa para enterrarlo como lo deseaban.

“…Estaba muy molesta, pero también sentía que un funeral era demasiado. No sabía qué hacer y me enfrenté a esta decisión”, recuerda. Explica que con su esposo discutieron “sobre enterrarlo en una caja para macetas llena de hortensias que crecerían cada año y volverían para recordárnoslo, y pensamos que era una gran idea”.

A pesar de la desgarradora pérdida de su bebé, Sharran dice que está “agradecida” porque tuvo la oportunidad de dar a luz, ver y cargar en brazos a Miran antes de despedirse de él.

Foto: Cortesía Sharran Sutherland

Sin embargo, la madre afirma que nunca se le permitió llorar adecuadamente por su hijo porque Miran nunca fue legalmente un niño, solo un feto.

Sutherland asegura que “este mundo ha hecho un gran trabajo deshumanizando a los bebés no nacidos. La industria del aborto ha hecho un gran trabajo en eso, pero que no solo afecta a las mujeres han abortado”.

“Afecta a las mujeres que también han perdido a sus bebés, porque el mundo no ve a sus hijos como bebés. Entonces, cuando una mujer pierde a su hijo por nacer, no puede llorar de la misma manera que una mujer que dio a luz a un bebé que muere después de nacer”.

Foto: Cortesía Sharran Sutherland

“Cuando una mujer pierde a su bebé antes de nacer, es casi como si usted no hablara de eso. Una mujer lo hace sola y creo que eso se debe a que otras personas no lo reconocen como un ser humano, como un bebé (…). Es sólo un pequeño bebé”, afirma la madre.

Este es uno de los motivos por los que ahora Sharran comparte las imágenes de su hijo, para mostrar a otras mujeres que consideran el aborto como una opción, para que vean qué tan bien formados están dentro del vientre materno.

Asimismo, asegura que desde que compartió el post, una amiga desistió de practicarse un aborto.

En su publicación, Sharran preguntó “¿cómo puede una persona negar no solo la humanidad de mi hijito sino a todos los otros bebés tan jóvenes como él y matarlos de una manera tan horrible?”. “Espero que compartir estas fotos de mi precioso pequeño pueda hacer que una persona que está contemplando un aborto, decida dejar que su hijo viva”, expresa.

“Creo que porque compartí su aspecto real, y porque compartí mi opinión (sobre el aborto), algunas personas dicen que he convertido esto en algo político, que no era mi opinión o mi esperanza”.

Foto: Cortesía Sharran Sutherland

La madre reiteró su deseo de que al compartir las imágenes de Miran, las personas que pensaban abortar, desistan de hacerlo. “Si una mujer puede ver y tener toda la información frente a ella, entonces puede hacer una mejor elección”, y si persiste en su decisión, al menos ya sabría lo que hace.

En ese sentido, Sharran aclara que “mi intención no es avergonzar a las mujeres que ya han pasado por eso”, por un aborto.

La madre estadounidense decidió compartir la historia el 12 de octubre, la fecha en la que se esperaba que Miran naciera. A partir de entonces la publicación se volvió viral y ha tenido más de 36,000 me gusta, acciones y comentarios.

Fuente:ACI Prensa
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *