Un aborto cada 4,7 minutos en España durante 2009

nia_de14_semanas.jpg

nia_de14_semanas.jpg* El Instituto de Política Familiar denuncia que algunas mujeres utilizan el aborto como un método anticonceptivo más

28 de diciembre de 2010.- En España se produce un aborto cada 4,7 minutos, 13 cada hora y 305 cada día, según el cómputo del Instituto de Política Familiar (IPF). Esto sería tanto como decir que cada tres días desapareciera un colegio por falta de niños. Y es que el número total que se practican en diez días superan la mortalidad de tráfico de todo un año o de suicidios.

Por eso no es extraño que el informe presentado por el IPF sobre las interrupciones del embarazo concluya que el aborto es ya la principal causa de mortalidad en España «con efectos sociales y demográficos constatables». Y es que el número que se produce en un año (111.482 en 2009) es equivalente al déficit de natalidad que tiene el país.

Las cifras son aún más sobrecogedoras cuando se analizan desde la perspectiva del total acumulado desde 1985, que representa el millón y medio, una cifra equivalente al conjunto de comunidades como Navarra, La Rioja y Can-tabria.

informe_ipf_aborto_2009.jpgMariano Martínez Aedo, portavoz y vicepresidente del IPF, lamentó ayer que el aborto «esté siendo usado como un método anticonceptivo más, ya que el 35% de las mujeres que abortaron en el año 2009 lo habían hecho anteriormente y ha tenido un incremento espectacular en los últimos 10 años que supone un 189%».

Abundando en esta idea, el informe pone de manifiesto que sólo en el año 2009, hubo 1.752 mujeres que habían abortado cuatro o más veces. Además, el número de personas que no había abortado antes se ha incrementado un 61% en los últimos diez años, de tal manera que ha pasado de 44.856 en 1999 a 72.362 en el 2009.

En opinión de Martínez Aedo, «estos datos confirman que las políticas de las distintas administraciones han fracasado por lo que es necesario un cambio radical». Por eso ayer urgió a una «derogación inmediata» de la nueva Ley del Aborto.

También lamentó el libre acceso a la píldora del día después, «que intenta desviar el aborto quirúrgico hacia el aborto químico y pretende camuflado, lo que supondrá que se incremente aún más el número de abortos». El informe pone de relieve otro dato preocupante: que uno de cada cinco embarazos no llegó a término en 2009. En ese año se produjeron 604.413, de los cuales 492.931 fueron nacimientos y 111.482 fueron no nacidos.

En estas situaciones se ven principalmente mujeres de edades entre los 20 y los 30 años. Según los datos de los que dispone el IPF, el 48% de las interrupciones del embarazo que se producen en España corresponden a mujeres en esta franja de edad.

feto_de_6_meses.jpgPor comunidades, Cataluña, Andalucía y Madrid son las autonomías que registran un mayor número de casos en 2009, mientras que La Rioja, Navarra y Cantabria son las que cuentan con menos. No obstante, Murcia, Navarra y Baleares son las comunidades en las que se ha apreciado un mayor crecimiento del número de casos. La situación es tan alarmante para el Instituto de Política Familiar que ha realizado casi una quincena de propuestas que pasan por derogar la nueva Ley del Aborto, así como la eliminación del supuesto «riesgo psicológico de la madre», además de elaborar un libro blanco sobre la natalidad en España que analice la problemática de caída en picado de los nacimientos, sus causas y consecuencias de manera que se puedan proponer soluciones y alternativas a la preocupante situación. Además, propone crear una comisión interministerial que dependa del Ministerio de Sanidad que se encargue de abordar las interrupciones de embarazos.

Entre otras medidas destacadas figura la inclusión expresa del aborto como violencia contra la mujer y el niño y la regulación del consentimiento informado que incluya información a la embarazada sobre las secuelas que una experiencia de estas características puede dejar en la salud física y psicológica de una mujer. A nivel asistencial, el IPF propone la implantación de una ayuda universal directa al embarazo de 1.125 euros, que equivaldría a una paga de 125 euros al mes y también con una reducción del 50% en el IVA de productos “básicos infantiles” como pañales, leches para bebés, biberones o cunas, entre otros.


Comentarios 0