Kathleen Evans curada de cáncer de pulmón y cerebro por intercesión de la beata Mary MacKillop

beataemily.jpg

* Esta australiana de 66 años cuenta ahora el segundo milagro atribuido a la monja beataemily.jpgfundadora de la Congregación de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón y del que fue beneficiaria después de diagnosticarle que le quedaba poco tiempo de vida

13 de enero de 2010.- Una mujer australiana afirmó hoy que fue la beneficiaria del segundo milagro por intercesión de la monja Mary MacKillop, beatificada por el Vaticano y firme aspirante a convertirse en la primera santa de su país. Kathleen Evans, de 66 años, reveló en una conferencia de prensa que MacKillop le curó en 1993 del cáncer de pulmón y cerebro que padecía y debido al cual le habían dado apenas unos meses de vida.

(InfoCatólica) Tras el sombrío diagnóstico, Evans se hizo con una reliquia -un trozo de vestido- y una imagen de la religiosa y rezó  constantemente pidiendo su intercesión junto a su familia. Diez meses después, ambos tumores habían desaparecido. "El médico (que llevó a cabo las pruebas) me preguntó a qué tratamiento me había sometido y dije que probablemente no se lo creería", explicó Evans.

Hace un mes, el Vaticano anunció que el Papa Benedicto XVI había firmado un decreto que certificaba un segundo milagro por intercesión de MacKillop, el último paso antes de llegar a la canonización, pero no beata04.jpgreveló los detalles de este hecho milagroso. Tras la aprobación en 1992 del decreto sobre las virtudes heróicas, la Santa Sede confirmó en 1993 el primer milagro de la monja australiana, la curación en 1961 de una mujer que sufría leucemia, siendo beatificada por el Papa Juan Pablo II en 1995. El año pasado, el primer ministro australiano visitó al actual pontífice para transmitirle el apoyo total de la comunidad católica australiana para la canonización de la religiosa.

Mary MacKillop nació de padres escoceses el 15 de enero de 1842 en Fitzroy, suburbio de Melbourne. Desde los 16 años ayudó a su familia trabajando como institutriz en Penola. Allí conoció al sacerdote Julian Tenison Woods, que necesitaba ayuda en su parroquia, de una extensión enorme, para impartir la instrucción religiosa a los niños.

La joven abrió la primera Escuela de San José en un antiguo establo de Penola, con la misión de instruir a los niños pobres y analfabetos. A partir de 1866, muchas mujeres jóvenes se unieron a ella, y así fundó la Congregación de las Hermanas de San José del Sagrado Corazón. La congregación estableció escuelas y organizaciones caritativas por Australia, especialmente en el Outback –región del Sur de ese país muy vasta, árida y despoblada–. Las hermanas cuidaban a huérfanos, niños abandonados, personas sin hogar, enfermos y mayores.

A partir de 1867, cuando el Obispo de Adelaide le pidió que abriera una escuela en la ciudad, las religiosas se expandieron por Australia y Nueva Zelanda y más tarde en Perú, Brasil, Tailandia y Uganda. La religiosa murió el 8 de agosto de 1909 en el convento de Mount Street, al Norte de Sydney, donde reposan sus restos. En los comienzos de la fundación, Mary MacKillop tuvo problemas con un obispo australiano que no veía bien su impulso misionero y que llegó a excomulgarla, acción que luego lamentaría y revocaría a los cinco meses.