El padre Gilvan Manuel da Silva ha perdido a sus padres y dos hermanos a causa del Covid-19, en un intervalo de seis días: «Señor, puedes quitarme todo, pero seguiré amándote»

Camino Católico.- El padre Gilvahttps://www.instagram.com/padregilvanmanuel/?igshid=qxjna4rn33xbn Manuel da Silva, párroco de la Congregación de la Misión , párroco de la parroquia de São Pedro y São Paulo, en Quintino Cunha, en Fortaleza (Brasil), ha perdido a sus padres y dos hermanos a causa del Covid-19, en un intervalo de apenas seis días.

Según el blog católico Ancoradouro, el sacerdote recibió el 31 de marzo la noticia de la muerte de su padre, Manuel Anísio de Sousa, y de su hermano Vicente Manuel de Silva.

El padre Gilvan con sus padres. Foto: Instagram del P. Gilvan

Cuatro días después, fue su madre, Antônia Rosa da Silva Sousa, quien no resistió las complicaciones derivadas de la infección por el coronavirus. Este pasado lunes 5 de abril, el sacerdote también perdió a su hermana, Rosa Maria da Silva, quien estaba intubada.

La brutal devastación fue recibida por el P. Gilvan, en medio de la transición de la Semana Santa a la Pascua, con una escalofriante demostración de fe.

A través de la red social, el sacerdote lazarista escribió este lunes del Ángel:

«Señor, puedes quitarme todo, pero aún así seguiré amándote».

Solo dos días antes, había declarado:

«Sufrimos en la carne lo que faltaba en la pasión de Nuestro Señor Jesucristo».

Entró al hospital con riesgo a ungir  a sus padres con la Extremaunción

El P. da Silva explica en Instagram que fue “una escena fuerte ungir” a sus padres con la Extremaunción y «tocar esas manos con las que pedía su bendición o esos pies que tantas veces corrían a mi encuentro para besarme y abrazarme”.  Decidió entrar y «llevaba un abrigo protector en el hospital, aunque sabía que era un riesgo, hay muchos infectados con el covid-19 y recordé la Carta de Santiago «¿Alguno de ustedes está enfermo? Llamen a los presbíteros de la Iglesia, para que oren por él y lo unjan con óleo en el nombre del Señor»(Santiago 5,14)»

“Fue un momento extremo de emoción y fe, no conseguí pronunciar la fórmula, porque la voz venía con lágrimas”, señala.

El sacerdote comenta que guarda en su memoria cómo su madre, al darse cuenta que el “enfermero” que realizaba la unción era su hijo, le dijo: “Hijo mío, ¿qué haces dentro del hospital?, aquí es muy peligroso, sal”.

“Se necesita mucha fe para saborear esos momentos finales”, resalta.

El P. da Silva explica que «la unción no busca salvar corporalmente sino preservar y preparar el alma para el gran encuentro con el esposo que es Jesús”, e indica que «esta experiencia resume la vocación sacerdotal, que es estrictamente una ofrenda”.

Mediante una nota, la arquidiócesis de Fortaleza expresó su solidaridad con el padre Gilvan y su familia:

“Reafirmamos nuestra fe , porque ‘¡Cristo ha resucitado! Él está vivo y camina delante de nosotros hacia la Galilea de nuestra vida ‘y nos solidarizamos con el Padre Gilvan Manoel y su familia”.

El sacerdote que perdió a sus padres y hermanos a causa del Covid-19 en menos de una semana también ha recibido expresiones de condolencia, solidaridad y oración de amigos y feligreses.

«Cuatro pedazos de mi corazón»

Esta semana, el P. Gilvan compartió en su Instagram esta conmovedora foto de sus padres y hermanos, acompañada de este pie de foto:

HOY MIRO A ESTOS CUATRO PEDAZOS DE MI CORAZÓN SINTETIZADOS EN LAS PALABRAS DE JESÚS “LOS QUE CREEN EN MÍ VIVIRÁN”
Gracias Dom Juárez, obispo de Parnaíba, por su afabilidad como pastor, presencia amistosa y al padre Alexandre, en representación de los sacerdotes lazaristas de Fortaleza. Gracias a todos por hoy, todavía nos quedan 2 séptimos días más, continuemos nuestra Pascua.
P. Gilvan Manuel, CM


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *