Kobe Bryant y su hija Gigi asistieron a Misa, a las 7 de la mañana, y recibieron la Comunión horas antes de su muerte

* Obispo Timothy Freyer: «Kobe fue un ícono del baloncesto que nos inspiró a través de sus palabras y acciones para establecer nuestras metas, trabajar duro y alcanzar nuestros sueños. Era un católico comprometido que amaba a su familia y amaba su fe. Como residente y feligrés de Orange County en nuestra diócesis, Kobe asistía con frecuencia a misa y se sentaba en la parte de atrás de la iglesia para que su presencia no distrajera a la gente de centrarse en la presencia de Cristo»

El Padre Anthony Vu vicario parroquial vietnamita en la iglesia Our Lady Queen of Angels presidió la última misa a la que asistieron horas antes morir Kobe Bryant y su hija Gigi de 13 años

Camino Católico.- Tres horas antes de morir, el domingo, 26 de enero de 2020, Kobe Bryant y su hija Gigi asistieron a la Eucaristía a las 7 de la mañana, en un servicio que fue presidido por el Padre Anthony Vu,  vicario parroquial vietnamita en la iglesia Our Lady Queen of Angels (Nuestra Señora Reina de los Ángeles) en Newport Beach, en California. Según explica en detalles Daily Mail: “El padre y la hija dejaron la iglesia y luego abordaron el helicóptero S-76 Sikorsky para ir a la Academia Mamba en Thousand Oaks para la práctica de baloncesto de Gigi”.

El medio de comunicación americano muestra que fueron varias las personas que confirmaron esta presencia. Entre ellos un portavoz de la Iglesia que confirmó que recibieron la comunión y un feligrés que escribió en redes sociales: “Durante la misa, nuestro sacerdote nos informó a todos que Kobe Bryant y su hija asistieron a misa esta mañana en la Virgen de los Ángeles”.

Que Kobe y Gianna, antes de subirse al helicóptero, se dieran el madrugón para llegar a la misa dominical y rezaran juntos en la Eucaristía y comulgaran es el consuelo de Vanessa, la esposa y madre de la joven. a la hora de pensar que Kobe “tenía las maletas hechas” para emprender el viaje a la otra vida. A los 41 años de él y los 37 de ella.

La mañana del domingo, también cumplía Kobe otra voluntad de Vanessa: el matrimonio había acordado no subirse nunca juntos a un helicóptero “por lo que pudiera pasar”. Eran conscientes de que tenían una familia y velaban por sus hijas por encima de todo lo demás.

Poco después a las 09:06 el helicóptero de Kobe Bryant saldría del aeropuerto de John Wayne, Orange County, con unas condiciones climáticas desfavorables por la intensa niebla. A las 10 de la mañana tendría lugar el terrible accidente. Murieron en el acto todos los pasajeros: Kobe Bryan y su hija Gigi de 13 años; el entrenador de béisbol del Orange Coast College, John Altobelli, y su esposa, Keri, y su hija, Alyssa. La entrenadora de baloncesto Christina Mauser; Sara Chester y su hija Payton Chester (compañera de Gigi) y el piloto Ara Zobayan.

El obispo Timothy Freyer

El obispo Timothy Freyer informó a través de las redes sociales que la leyenda de la NBA solía ir a iglesia los domingos: “Kobe fue un ícono del baloncesto que nos inspiró a través de sus palabras y acciones para establecer nuestras metas, trabajar duro y alcanzar nuestros sueños. Era un católico comprometido que amaba a su familia y amaba su fe. Como residente y feligrés de Orange County en nuestra diócesis, Kobe asistía con frecuencia a misa y se sentaba en la parte de atrás de la iglesia para que su presencia no distrajera a la gente de centrarse en la presencia de Cristo”.

Julie Hermes, vocero de la catedral, habló con Daily Mail y da detalles de cómo fue la mañana del domingo: «Imagino que fue directamente al aeropuerto, porque la misa era de 7 a 8 de la mañana. Me han dicho que en general a las 7 de la mañana era su misa. Era muy discretoÉl entraba y se quedaba en la parte de atrás, y su familia también, y luego se iba un poco antes del final del servicio. Era muy querido en la iglesia, y era muy devoto, muy dedicado a su fe”.

El portavoz agregó que a las 12 del mediodía se realizó otra ceremonia en honor al ex jugador de los Lakers: “Todos estaban atónitos. Fue como un silencio. Todos estaban en shock. Cuando terminó la misa de las 12, porque esa fue la primera misa después de que alguien lo supiera, todos salieron en silencio y estaban pegados a sus teléfonos celulares buscando cualquier información que pudieran encontrar en línea”.

Hermes cuenta que la leyenda del baloncesto era un vecino común en el vecindario: “Nuestros feligreses lo conocían no solo de la iglesia sino de la comunidad, porque Kobe era una gran parte de esta comunidad. Así es como yo también lo conozco. Vivo muy cerca de él en Newport Coast. Era un tipo normal, no sabrías que era una celebridad. En la fila de Starbucks y en la de Sees Candy, si los niños querían tomarle una foto, él siempre aceptaba».

Gianna Bryant, la hija de Kobe que murió junto a él también quería ser jugadora de básquetbol profesional.

Los fieles que asisten a la iglesia de  Nuestra Señora Reina de los Ángeles rezan ahora por su alma y la de su hija Gianna. Según informa NBC 4 Los Ángeles, el lunes 27 de enero se ofreció una Misa por el alma de Bryant, Gianna y las demás víctimas del accidente de helicóptero del 26 de enero. Los fieles también se han reunido para rezar el Rosario por todos los fallecidos en el trágico accidente.

Henry Russell, una ministra extraordinaria de la Eucaristía, recuerda que darle la Comunión a Kobe era siempre algo un poco complicado: “Cuando le daba la Comunión tenía que estirar mi brazo y empinarme para poder llegar hasta él. Eran gente muy sencilla, ¿sabe?”, dice Russell a NBC.

Tras el anuncio de su muerte, más de uno compartió la experiencia de haberlo visto con su familia asistiendo a Misa en distintas partes de California, donde Kobe jugaba para Los Ángeles Lakers; y en distintos lugares de Estados Unidos.

Vanessa, el gran amor de Kobe Bryant, su esposa de ascendencia mexicana: Juntos construyeron una familia numerosa y sortearon graves dificultades con fe, amor y perdón

Muere Kobe Bryant, estrella de la NBA que se acogió a Dios y guiado por un sacerdote fue salvado por su fe y su familia: su fundación ha financiado refugios para jóvenes sin techo


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen