Lucy Garfias, cantautora: «Dios me ama a mí»

lucy1media-91306-19.jpg
En su encuentro personal con el Señor fue sanada de ulceraciones en la garganta y su vida  transformada hasta convertirse en una apóstol del amor de Dios, mostrando en sus canciones y meditaciones el fruto de su intimidad con la Santísima Trinidad, como puede comprobarse en este testimonio-meditación-concierto grabado en directo en vídeo

8 de agosto de 2011.- Lucy Garfias, cantautora mejicana de Querétaro, fue curada en su encuentro personal con el Señor de ulceraciones en la garganta, pero también fue transformado todo su ser. Ella explica de 
lucy1media-91306-19.jpgsi misma que era «berrinchuda y enojona. Toda mi vida era acción». Cuando Dios se le manifestó la capacitó para ser una discípula fiel dispuesta a aprender en la oración todo lo que Cristo el Señor deseara enseñarle y regalarle para luego poder ella darlo a los demás.

Lucy Garfias ha compuesto todas las letras y músicas de sus canciones fruto de su intimidad con el Señor. Esa intimidad con Cristo resucitado es la que trasciende y toca los corazones de quienes la escuchan hablar y cantar sus experiencias vitales, en las cuales se manifiesta el amor de Dios Padre por el don del Espíritu Santo.

«Dios me ama a mí» es una frase que resume muy bien el testimonio de Lucy, pero además es el título de su primer CD que contiene 13 canciones, algunas de las cuales son interpretadas en el compartir que les ofrecemos.

En este testimonio-meditación-concierto, sobre el crecimiento en el amor de Dios y en la vida espiritual, Lucy Garfias canta cinco canciones, cuenta su transformación vital en su relación con el Señor y explica su última experiencia de subir al monte Sinaí, vivida durante el pasado mes de julio en un viaje a Tierra Santa.

Lucy Garfias realizó este testimonio-meditación-concierto, el pasado lunes 2 de agosto, en el grupo de oración Familia, Evangelio y Vida de la parroquia de la Inmaculada Concepción de Vilanova i la Geltrú, Catalunya, España, donde fue grabado este vídeo en directo. Publicamos también un reportaje escrito que sintetiza el camino espiritual que ha hecho.

Lucy Garfias nació en Celaya, Gto., el 2 de octubre de 1961. Estudió gran parte de su vida en el Instituto Rudyard Kipling. se ha dedicado a trabajar en jardines de niños y en Música de Evangelización en la Diócesis de Querétaro. Está casada con Armando Vázquez, con quien tiene cuatro hijos: Roberto, Armando, Eduardo y Ana Lucía. Es miembro activo del Equipo Diocesano del Kerigma y de la Red de Músicos Católicos de Querétaro, siendo parte del Plan Diocesano de Pastoral.

Lucy Garfías: Dios tiene su tiempo

(María Velázquez Dorantes / Autores Católicos)  Cantautora queretana, enamorada de la música, pero sobre todo enamorada de Dios. Inicia desde muy joven a cantar y componer cantos religiosos, donde la sensibilidad de la oración le permitió desarrollar un don musical.

lucy4media-91306-11.jpgNo estudió música, pero aprendió a conocerla de forma lírica. El recorrido lo inicia en los coros de oración de su comunidad. Toma algunos cursos extras de música. Sin embargo, su fortaleza radica en la composición, encontrar las melodías a través del oído. Toca la guitarra y hace 15 años que este andar con Dios le permite expresar su oración.

Se abre un sendero

En el ministerio de música se desarrolla el canto en Lucy. En lugar de ensayar música se toma la palabra de Dios, y brota por un lado ya sea la música o la oración. En su caso la música abrió un sendero para ella. En ese momento ella vincula la Palabra de Dios e inmediatamente armaba un canto que encuadrara esa oración con su música. No obstante guardó sus composiciones, no se las mostraba a nadie, las  guarda en su interior y en sus cuadernos de apunte musical. El motivo, por tenerlas reservadas fue porque no se daba la oportunidad. Más tarde el momento llegó, cuando quedo a cargo del ministerio de música logró expresar sus composiciones. Todo fue un proceso donde hubo tristeza, alegrías, y la sensibilidad abrió paso para la composición. Sin embargo, el momento se dió y no tuvo la necesidad de pregonar que componía música religiosa.

El dirigente de música que Lucy tenía se da cuenta y inicia el proceso de dar cuenta que existen cantos de ella; Lucía habla de diosidencias que se relacionaban con sus composiciones y que llegaban al momento de la oración.

La preparación musical para iniciar su sendero

lucy2media-91306-21.jpgSus cantos son sencillos, se entrelazan y se memorizan; la composición llegaba por la noche, después de leer la Biblia. A pesar de de esto, la inspiración brota en todo momento, no importa que actividades este realizando, interrumpía sus actividades, comenzaba a escribir, tomaba su guitarra y el canto estaba listo.

Aproximadamente estas composiciones se guardan por tres años, v se descubre que en conjunto con el ministerio de música y ministerio de oración hay más riquezas espirituales.

Tiene una visión romántica, sus composiciones se centran en la certeza de Cristo, el amor de Dios, el Cantar de los Cantares. Temas a la Virgen son pocos. Con sus hijos aprendió que cuando se está bien con Cristo se está bien con María.

Las plegarias en el caminar

Las plegarias a la virgen María por parte de Lucy, no llegan sólo en oración para cubrirse con su manto, sino que ella pide ser guardada en el vientre de María, al lado de Cristo.

Ella se propone escribir cantos a la Virgen María, porque considera que existen pocos cantos dedicados a ella. a la Virgen de Soriano, de la Purísima Concepción , a la Virgen del Perpetuo Socorro. Entonces Lucy se ve enamorada por la Madre de Dios.

En disco en su caminolucy3media-91306-13.jpg

Hace doce años el Padre Edgar Larrea reconocido cantautor de la diócesis de Celaya, la motivó a grabar su música, pero había quien le decía que todavía no llegaba el tiempo, Dios manifestó que tiene su tiempo, y por eso esperó tantos años para grabar su disco.

Los retos, los obstáculos, pero también las maravillas iniciaron con la visita de Juliana Valencia, del canal católico de la Madre Angélica , EWTN. Sus palabras fueron determinantes para que grabara un disco de forma más profesional.

Hubo gente que se dio cuenta que necesitaba ayuda para grabar el disco, e iniciaron a apoyarla. Recurre a pedirle al padre Edgar su bendición, y por fin el también cantautor católico Rafael Moreno produjo el disco, hizo la dirección musical y los coros. Se graba en los estudios Agua Viva.

Plasma en el CD todos sus gustos por la música, y nace el disco «Dios me ama a mí» el día 22 de noviembre. Contiene trece cantos que se sometieron a una selección muy meticulosa. Está presentado por el Sr. Obispo  de Querétaro, Mario de Gasperín Gasperín.

Lucy define a la música con la frase de un autor desconocido para ella por el momento: “la música es un prueba contundente de la existencia de Dios”, y es así como nace un nuevo disco de música inspirada en la  Fe de Cristo y en que Dios tiene su tiempo.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *