Manuel Soto y Natalia concibieron un hijo deseado, pero médicos diagnosticaron dos Higromas Quísticos: Dios escuchó oraciones y el niño nació sano, hecho inexplicable para la ciencia

Manuel Soto y Natalia concibieron un hijo deseado, pero médicos diagnosticaron dos Higromas Quísticos: Dios escuchó oraciones y el niño nació sano, hecho inexplicable para la ciencia 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *