Mario Medina dejó de ir a Misa, buscó la verdad, contactó con los Hare Krishna y un filósofo le llevó a Dios y a ser sacerdote

23 de abril de 2016.- (Opus Dei/ Camino Católico)  Las vueltas que da la vida. Mario Medina es uno de los 27 diáconos que este sábado recibirán en Roma la ordenación sacerdotal. Su historia es la de muchos jóvenes que buscaban la belleza, y la encontraron definitivamente en vivir la fe católica con coherencia. Mario heredó la fe cristiana en casa, pero dejó de ir a Misa y su inquietud intelectual le llevó a buscar su propia experiencia de la verdad, un camino enrevesado en el que la filosofía le fue guiando hasta llegar a la misma fe que había aprendido de su familia, pero con el plus de su vivencia personal. 

El trayecto hasta el sacerdocio no siempre es una línea recta. Es el misterio de la vocación que da Dios y que, en su Misericordia, va enderezando los pasos del que busca la verdad.

Mario tuvo experiencias vitales curiosas, como él mismo cuenta en esta breve entrevista. Por ejemplo, en su camino de regreso a la fe se interesó por los Hare Krishna.

El sacerdocio de Mario no es la meta, pero sí es, claramente, un punto de inflexión después de muchos años de búsqueda.

La razón reavivó la fe, y la razón más la fe, con una dosis importante de protagonismo de la belleza, le han conducido hasta la ordenación sacerdotal.

 

Comentarios 0