Muere Javiera Suárez, periodista, que hasta su último suspiro ha afrontado el cáncer «aferrada a Dios y a la Virgen para salir adelante, que no implica no morirse»

* Cristián Arriagada, marido de Javiera, cirujano, ha dicho:  «Nos deja un vacío enorme, pero nos reconforta saber que aceptó esta etapa final al igual que la enfermedad, con entrega, confianza en Dios, siempre mirando hacia adelante y pensando en los demás. No hay nada más importante en la vida que amar y sentirse amado. Damos gracias a Dios y a la Virgen por regalarnos estos años maravillosos junto a Javiera.  Desde algún lugar, hoy cuida de todos nosotros»

Camino Católico.-  A los 36 años murió, el miércoles 12 de junio de 2019, Javiera Suárez, periodista, producto de un cáncer ramificado en pulmones, hígados y pechos. Luchó durante tres años y medio contra la enfermedad, y donde su cuenta de Instagram se convirtió en su plataforma para ir contando, a su casi millón de seguidores, su estado de salud, pero también su fe.

Javiera fue uno de los rostros que animó los diferentes eventos preparativos de la visita del Papa a Chile en enero de 2018; en ese contexto relató que siempre había creído en Dios y en la Virgen “pero antes del cáncer vivía el catolicismo a mí manera. No era practicante, no iba mucho a misa.  Antes de mi recaída y por mi suegra comencé a cercarme más a mi fe. Comencé a ver a un Dios cercano, no castigador”. Entonces publicamos su testimonio de fe, que explicaba en este video:

Javiera Suárez con su esposo Cristián Arriagada y el hijo de ambos Pedro Milagros

La joven periodista debutó como reportera en el programa de la mañana Juntos de Canal 13 en el 2008; y a los pocos meses fue contratada como panelista de SQP de Chilevisión, donde se destacó en el mundo de las comunicaciones. Estuvo presente en el espacio Secreto a Voces de Mega y en 2014 firma como rostro de Zona Latina, su último proyecto televisivo. Porque al año siguiente se casó con el cirujano plástico Cristián Arriagada.

En el 2016 se le notificó que había recaído de un cáncer de piel, pero 7 semanas después de la noticia de la enfermedad se comprueba que estaba embarazada. Ahí decide junto a su marido someterse a una quimioterapia menos agresiva para cuidar a ese niño o niña que estaba por llegar.

“Al conocer la noticia de mi cáncer, yo tenía los días contados y mi bebé los minutos. Ahí estuvo la necesidad de pedir un milagro a la Virgen de los Milagros, que yo conocía por otros acontecimientos de mi vida”, explicaba emocionada Javiera en enero del 2018. A las 30 semanas de gestación nace Pedro Milagros “Pedrito obvio que es un milagro, porque si nacía yo podía traspasarle el melanoma por la placenta. Pero nació completamente sano”.

Javiera continúa en la entrevista diciendo: “Creer en Dios, creer en la Virgen te va a reconfortar para el cáncer que aparezca en tu vida, el estar sin trabajo, por ejemplo. El cáncer no lo pone Dios. La vida es así, con altos y bajos. Los altos compartirlos con Dios es espectacular, y para esos bajos aferrarte a Dios y a la Virgen, no tienes cómo no salir adelante. Y Salir adelante no implica no morirse, sino estar tranquila a ¿Cómo sonreír con un cáncer en etapa 4? Es así”.

Con su enfermedad comenzó a compartir a través de las redes sociales imágenes de la Virgen de los Milagros. Tan significativo es que la última imagen de su Instagram es de ella sentada y sosteniendo a su hijo en brazos bajo la imagen de esta devoción mariana.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javiera Suárez (@javierasuarezoficial) el

A través de un comunicado de prensa, el marido de Javiera, Cristián Arriagada, dijo: “Nos deja un vacío enorme, pero nos reconforta saber que aceptó esta etapa final al igual que la enfermedad, con entrega, confianza en Dios, siempre mirando hacia adelante y pensando en los demás”.

El cirujano también recordó que su esposa siempre entregó un mensaje de amor, “porque no hay nada más importante en la vida que amar y sentirse amado. Damos gracias a Dios y a la Virgen por regalarnos estos años maravillosos junto a Javiera (…) Desde algún lugar, hoy cuida de todos nosotros”, finalizó su marido, al tiempo de agradecer a todos los que los acompañaron en el proceso.

Javiera Suárez dejó huella en Chile, no tuvo miedo ni vergüenza compartir su fe ni su devoción mariana en estos difíciles tiempos que traviesa la Iglesia católica. Con su ejemplo comprobamos, una vez más, que no se trata de una crisis de fe sino de una crisis con la jerarquía.

Javiera Suarez, periodista, ha afrontado su cáncer con Dios y la Virgen y asegura que su hijo «Pedrito es un milagro» porque nació sano

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *