Natalia Peinado se apartó de Dios y abrazó fiestas, droga y alcohol, pero descubrió el amor de Cristo que le llenó su vacío

Camino Católico.- Natalia Peinado llegó a un grupo de renovación carismática gracias a la conversión de sus padres, pero se apartó de Dios en la adolescencia, entrando en un mundo de la fiestas, droga y alcohol. Solo el descubrimiento del amor de Dios pudo saciar el enorme vacío que esta vida dejó en su alma. Explica su testimonio de conversión en el programa “Cambio de Agujas” de H.M. Televisión.

Fuente:Eukmamie
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *