Óscar García vivía entregado al placer y a los vicios y deseaba ser un rico empresario, pero tras un revés económico conoció a Dios

Camino Católico.- Óscar García llevaba una vida entregada al placer y a los vicios, obsesionado con la idea de llegar a ser un rico empresario, sin importarle lo que tuviera que hacer para conseguirlo. Tras un revés económico pidió ayuda a su hermano, que acudió en su auxilio de una forma inesperada y encontró a Dios. Explica su testimonio de conversión en el programa “Cambio de Agujas” de H.M. televisión, que se visualiza y escucha en el video superior.

Fuente:Eukmamie
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *