«¿Quién te quitó el cáncer? Esto es un milagro», le dijo el médico a Rupika y ella respondió: «La Virgen lo hizo posible»

Camino Católico.-  A Rupika le diganosticaron un cáncer de mama durante una prueba rutinaria. No obstante, meses más tarde, el tumor desapareció de manera sorprendente. Para muchos se trata de un milagro de la Virgen María, ya que durante el trascurso de la enfermedad, rezaba junto a su amiga Shanthini Caldera el Rosario.

“El rosario es la única arma que tengo en mi vida. He experimentado su fuerza en muchas ocasiones”, explica a Asia News Shanthini Caldera, una mujer católica tamil de 57 años de la arquidiócesis de Colombo. Casada, ex maestra y madre de dos hijos adultos, ahora dedica parte de su tiempo a rezar por los demás.

“Conocí a Rupika – continúa Shanthini – en un hospital privado de Colombo en el mes de mayo. Es una mujer joven, de la edad de mi hija, bien educada y con mucho talento. Se encontraba allí para un chequeo relacionado con su cáncer de mama, pero estaba muy deprimida y no tenía esperanzas sobre su salud”.

Hablando con ella, Shanthini descubrió que era de origen cristiano pero se había alejado de la fe. Durante el calvario de su enfermedad también había aceptado la invitación de algunos amigos budistas que la convencieron de realizar el ritual budista de Bodi Pooja en un famoso templo de Sri Lanka.

“Como Rupika vivía en una zona rural – explica la mujer tamil – no podía visitarla personalmente debido a las restricciones impuestas por la pandemia. Pero le dije que la ayudaría de todos modos manteniéndome en contacto a través de Whatsapp. Y así comencé a rezar el rosario todos los días con ella y por ella”.

La oración acompañaba los medicamentos que Rupika seguía tomando en su casa. En ese camino, día tras día, la mujer empezó a acercarse a Jesús y a la Virgen, y también a sentirse mejor interiormente. Hasta que en un nuevo control que hizo hace pocos días se comprobó que, para sorpresa de los médicos, la enfermedad había desaparecido por completo. “¿Quién te quitó el cáncer? Esto es un milagro”, le dijo el médico. Y Rupika respondió inmediatamente: «La Virgen lo hizo posible». Shanthini también le hace eco: «Su amor por todos sus hijos en el mundo lo hizo posible».


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen