Shelby Rowell en la adolescencia se lanzó al mundo del pecado hasta plantearse el suicidio, pero conocer a Dios la cambió y es monja

Camino Católico.- Shelby Rowell, S.H.M es de Estados Unidos, de familia protestante, pero no muy practicante. Su madre le inculcaba buenos valores, pero, en el instituto, veía a sus amigos probar todo tipo de drogas, bebidas… Aunque ella no se metía en ese ambiente, le afectaba. 

A los trece años experimentó un tremendo vacío que le hizo asustarse. Pensó que, para ser feliz, debía hacer más de lo que estaba haciendo, y se lanzó de lleno en el mundo del pecado. Ese vacío llegó a tal punto que se planteó el suicido. En ese momento en el que ya se había rendido y había destrozado su vida, tuvo una experiencia de Dios que le hizo cambiar radicalmente. Dejó a sus amigos y dejó de frecuentar malos ambientes. 

Con 14 años asistió a una misa de jóvenes invitada por una chica. Allí reconoció que estaba la verdad y la abrazó. Después de haber recibido catequesis, entró en la Iglesia Católica. Por desgracia, la formación que recibió no fue buena y no le enseñaron la necesidad y la importancia de los sacramentos, por lo que poco después se volvió a alejar de Dios. 

Estuvo muy metida en el mundo del deporte. Practicaba halterofilia y entrenó para participar en las olimpiadas de 2008. Todo esto hacía que se fuera distanciando más de Dios, hasta que, por un accidente, una hernia discal la obligó a parar y puso todo en su sitio. En el vídeo superior se visualiza y escucha el programa “Cambio de Agujas” de H.M. televisión en el cual la Hna. Shelby cuenta cómo la misericordia de Dios no la dejó y la rescató.

Publicado originalmente en Camino Católico en agosto de 2016


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen

Comentarios 0