Un feligrés de Meliana redime una condena judicial pintando un mural de 350 metros cuadrados sobre Cristo en los locales parroquiales

Incluye 13 escenas de la vida de Jesucristo, alguna de ellas 12 metros de altura y según el párroco “es una interesante y particular interpretación de escenas de la vida de Cristo. Las escenas no sólo dotan de vida la pared sino que le imprime, además, un carácter evangelizador”

6 de julio de 2014.- (AVAN / Camino Católico / Fotografías: A. Sáiz)  Un feligrés de Meliana ha redimido una condena judicial pintando para su parroquia un mural con diversas escenas de la vida de Cristo en una de las paredes exteriores de los locales del patronato parroquial. El mural realizado para los locales de la parroquia de los Santos Juanes de Meliana tiene una superficie de 350 metros cuadrados, contiene trece escenas del Nuevo Testamento y algunas de ellas alcanzan los doce metros de altura. 

Asimismo, entre las escenas escogidas para realizar el mural, que van acompañadas de sus correspondientes citas bíblicas, figuran la Anunciación, el Nacimiento, la Crucifixión, la Resurrección o el pasaje de la samaritana, entre otras. 

El artista, Ricardo Civetta de 50 años, es pintor-decorador profesional y colabora como voluntario de Cáritas en el reparto de comida y en el ropero y es feligrés de la parroquia de Meliana aunque nació en Buenos Aires ha tardado dos años en realizar el mural. 

Para realizar la obra Ricardo Civetta ha contado con la colaboración desinteresada de dos empresas de la localidad Plast-Bella y Soldema que le han facilitado las pinturas y le han prestado los andamios, respectivamente. 

Según indica el párroco, Enrique Arce, la obra con un estilo muy personal y centrado en la estética del cómic “es una interesante y particular interpretación de escenas de la vida de Cristo”. Igualmente, ha añadido que “las escenas no sólo dotan de vida la pared sino que le imprime, además, un carácter evangelizador”.

Con esta iniciativa, la parroquia de los Santos Juanes se suma a otras que acogen a personas que han sido condenadas judicialmente para realizar trabajos sociales en beneficio de la comunidad. 

 

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *