El agente 007 Pierce Brosnan: «La oración me ayuda a ser padre, actor y hombre»

Una infancia difícil, un cáncer que mató a su esposa… dice que no fue la terapia, sino la plegaria lo que le ayudó, y anima a los irlandeses a superar la crisis con la fe. Aunque ha hablado mal de la Iglesia, nunca dejó ir a misa

12 de junio de 2011.- Pierce Brosnan, que alcanzó la fama por su personaje de Remington Steele en los años 80 y luego interpretó al mismísimo James Bond en 2001, ha vuelto a su Irlanda natal para potenciar una academia de arte dramático.  En plena crisis de la Iglesia irlandesa tras conocerse los detallados informes sobre casos de abusos físicos y sexuales, Brosnan no ha tenido ninguna dificultad en hablar de su fe católica en una entrevista en la Radio Televisión de Eire.»La oración me ayudó con la pérdida de mi esposa por el cáncer, y con un hijo que cayó en una época dura. Ahora la fe me ayuda a ser un padre, un actor y un hombre», afirma. 

«Siempre ayuda tener un poco de oración en tu bolsillo. Al final, has de tener algo, y para mí eso esDios, Jesús, mi educación católica, mi fe. En cierto modo, todo lleva de nuevo a Navan, mi pueblo natal en la rivera del Boyne. A veces se ha pintado en tonos melodramáticos pero fue una gran forma de criarse. El catolicismo y los Hermanos Cristianos, esas son imágenes de raíces profundas y el cimiento para una persona con habilidad de actor», asegura Pierce Brosnan

(P.J. Ginés / Religión en Libertad) «Dios ha sido bueno conmigo. Mi fe ha sido buena para mí, en momentos de profundo sufrimiento, duda y fe. Es una constante, el lenguaje de la oración. Quizá no hice bien las sumas con los Hermanos Cristianos, o no tuve la mejor enseñanza literaria, pero sí una cantidad firme de fe», añadió.

Además, Brosnan cree que la fe ayudará a los irlandeses a superar la crisis económica. «Hay una cosa que la gente de Irlanda sabe hacer, y es sobrevivir. Tenéis que mantener la fe y el optimismo», afirma. 

    Infancia dura, conflicto con la Iglesia    

Pierce Brosnan nació en 1953. Cuando tenía apenas un año, su padre abandonó a la familia, y cuando tenía cuatro su madre se fue a trabajar de enfermera a Londres, dejándole en Navan con unos parientes hasta los 12 años. Él ha declarado muchas veces que en esos años de infancia estudió en los «Christian Brothers», la gran orden irlandesa fundada por Edmund Rice para la educación, ahora hundida por los informes de violencia y abusos físicos (y también algunos sexuales) desde los años 40 a los 80. 

En 2002, Brosnan protagonizó una película canadiense, llamada Evelyn, sobre un padre de los años 50 que queda viudo y no puede recuperar a su hija, entregada a un orfanato de la Iglesia. En esos años, habló muy mal de su educación recibida en Navan, en los «Christian Brothers»… pero la orden respondió una y otra vez (en Internet y con cartas a The Times) que ellos nunca tuvieron una escuela en ese pueblo, donde sí la tenían los Hermanos de La Salle.

Sin embargo, pese a tener una relación conflictiva con la Iglesia, Brosnan ha asegurado en varias ocasiones que nunca ha dejado de ir a misa ni de rezar. 

A los 12 años, como inmigrante pobre en Londres en una escuela pública, aprendió a plantar cara y defender su identidad: «Había que tener pelotas para ser un católico irlandés en South London; la mayor parte del tiempo lo pasé peleando».

En 1977, en Londres, conoció a su primera esposa, Cassandra, una actriz que trabajaba con Franco Zeffirelli, con dos hijos pequeños y recién divorciada del hermano del actor Richard Harris. Se casaron y tuvieron un hijo. En 1987, justo cuando se canceló Remington Steel, diagnosticaron cáncer de ovarios a su esposa, que durante cuatro años y ocho operaciones combatió la enfermedad. Murió en 1991, con 50 años, en brazos de su esposo. 

«Ella era una luchadora y con su fuerza, optimismo y pasión por la vida, siempre parecía que todo estuviese bien. Cuando tratas con la muerte, aprecias la vida de una forma realmente dulce. Esas tardes y mañanas y días en que ella no tenía dolores, nos dábamos cuenta de lo hermoso que es todo«, afirmó el actor.

La terapia no funcionó, la oración y el trabajo sí

Brosnan ha explicado en varias ocasiones que la terapia no le ayudó a superar el dolor… «al final, tú eres tu propio psicólogo». Pero la oración era un consuelo fuerte. «Tenía las oraciones católicas tradicionales, pero también mi diálogo personal con El De Arriba«.

Era un padre solo, un viudo con un hijo y dos hijastros. En 1994 conoció a una periodista del programa Today, de la NBC, Keely Shaye. Se enamoraron, se casaron en 2001, tuvieron dos hijos, y precisamente en 2001 Brosnan interpretó al agente Bond, James Bond, 007, al servicio secreto de Su Majestad.

Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *