P. Alessio Alasia, enfermo crítico de Covid-19, dice que lo curó milagrosamente la beata Sandra Sabattini, que se apareció a una mujer que rezaba y le dijo: «Yo me encargo»

* «El mismo Viernes Santo en que la señora tuvo la visión de Sandra, el obispo Francesco Lambiasi vivió algo inexplicable. Justo el mismo día en que la salud del párroco había empeorado, una persona se acercó a él y le dijo que ya no orara por la curación del sacerdote, sino que diera gracias; porque el padre Alessio se había curado»

Camino Católico.-  Sandra Sabattini murió a los 22 años tras ser atropellada por un coche en 1984 en Igea Marina, en la provincia de Rimini, camino a una reunión de la Comunidad Papa Juan XXIII, fundada por Don Oreste Benzi. La joven fue beatificada en octubre de 2021, luego de que la Santa Sede reconociera un milagro atribuido a la intercesión de Sandra, vinculado a la inexplicable recuperación de Stefano Vitali.

El padre Alessio Alasia

Meses después de la beatificación de Sandra, el padre Alessio Alasia, sacerdote de Riccione, que se encontraba en una gravísima situación de salud durante la primera ola de COVID, afirma que se curó y salvó milagrosamente por intercesión de la joven beata. El presbítero ha escrito esta experiencia en su libro “Crónicas marcianas”.

El padre Alessio Alasia, sacerdote de Riccione, enfemó gravemente de COVID en marzo de 2020. Para preservar su salud fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos y permaneció en coma famacológico por cinco semanas. Su situación era crítica.

Al enterarse del severo cuadro de salud del sacerdote, el obispo de Rímini monseñor Francesco Lambiasi pidió a los fieles que rezaran por la salud del padre Alessio.

Una señora respondió al llamado del obispo y pidió la intercesión de Sandra Sabattini, que en ese momento esperaba ser beatificada. Eran las 5.40 de la mañana del domingo 29 de marzo de 2020, cuando de repente vio aparecer un rostro. Era el rostro de Sandra. En la mesilla de noche, la mujer tenía de hecho un folleto de Sandra en el que estaba escrita una oración que solía recitar todas las noches. 

En aquellos días en que el padre Alessio estaba enfermo, la oración se había vuelto aún más intensa. En un momento ese rostro sonriente comenzó a hablarle a la mujer diciéndole: «No te preocupes, todo saldrá bien». Inmediatamente tuvo el impulso de escribir el día y la hora en el folleto: «29 de marzo – 5.40». De hecho, no quería que esa increíble experiencia terminara de alguna manera en el olvido.

El estado del sacerdote estaba empeorando gravemente, con una infección bacteriana que se había sumado a la vital. El Viernes Santo de 2020, muchos comienzan a pensar que le queda poco de vida. Era el 10 de abril, y tres días después, Lunes de Pascua, 13 de abril de 2020, Sandra reaparece ante la mujer y le dice: «Ahora yo me encargo».

Pocos días después, el padre Alessio comenzó a mejorar hasta que superó por completo la enfermedad. Cuando se recuperó completamente, la fiel le contó la historia al sacerdote, quien se sorprendió profundamente.

Sin embargo, no había sido el único episodio extraordinario. El mismo Viernes Santo en que la señora tuvo la visión de Sandra, el obispo Francesco Lambiasi vivió algo inexplicable. Justo el mismo día en que la salud del párroco había empeorado, una persona se acercó a él y le dijo que ya no orara por la curación del sacerdote, sino que diera gracias; porque el padre Alessio se había curado.

Vídeo en que el padre Alessio Alasia explica su curación en italiano

Sandra Sabatinni amaba a Cristo y a los discapacitados, fue atropellada y murió con 23 años: será beata por el milagro de la curación de un cáncer del político Stefano Vitali


Para entrar en el catálogo y en la tienda pincha en la imagen