Papa Francisco en homilía de la Fiesta del Bautismo del Señor, 12-1-20: «Bautizar a un hijo es un un acto de justicia porque le damos un tesoro, una promesa: el Espíritu Santo»

* «El niño sale del Bautismo con el poder del Espíritu dentro: el Espíritu que lo defenderá, lo ayudará, a lo largo de su vida. Por eso es tan importante bautizarlos de niños, para que crezcan con el poder del Espíritu Santo»

Video completo de la transmisión en directo de 13 TV con la homilía del Papa

* «Ustedes traen a sus hijos hoy, para que tengan en ellos el Espíritu Santo. Procuren que crezcan con la luz, con el poder del Espíritu  Santo, a través de la catequesis, la ayuda, la enseñanza, los ejemplos que ustedes les darán en sus casas»

12 de enero de 2020.- (Camino Católico) En la solemnidad del Bautismo del Señor, el Papa Francisco administra el Sacramento del Bautismo a 32 recién nacidos, 15 niñas y 17 niños,  durante la tradicional Misa con rito bautismal presidida en la Capilla Sixtina del Vaticano. Se trata de una costumbre iniciada por San Juan Pablo II y con la que se pretende recordar el día en el que Jesús fue bautizado en el río Jordán.

En su homilía  – que ha pronunciado espontáneamente – el Papa ha explicado a los papás que al bautizar a sus hijos, hacen “un acto de justicia” porque en el Bautismo “le damos un tesoro” y no es otro que “el Espíritu Santo”. Por tanto, al bautizar a sus hijos “hacen que salgan y crezcan con el poder del Espíritu Santo”. Este poder – dice el Papa – “lo defenderá” y “lo ayudará a lo largo de su vida”, de ahí la insistencia del Pontífice en bautizar a los niños.

En su reflexión, Francisco también ha pedido a los padres que pongan atención en que los niños “crezcan con la luz y con la fuerza del Espíritu Santo” mediante la catequesis, la ayuda, la enseñanza y los ejemplos que les darán en casa. Por último, ha dicho que no se olviden que son los padre quienes “llevan el Espíritu Santo dentro de los niños”. En el video de 13 TV se visualiza y escucha la homilía del Papa traducida al español, cuyo texto completo es el siguiente:

Así como Jesús, fue a bautizarse, ustedes traen a sus hijos.

Jesús responde a Juan: «Hágase toda justicia» (cf. Mt 3,15). Bautizar a un hijo es una un acto de justicia para él. ¿Y por qué? Porque nosotros en el Bautismo le damos un tesoro, nosotros en el Bautismo le damos una promesa: el Espíritu Santo. El niño sale del Bautismo con el poder del Espíritu dentro: el Espíritu que lo defenderá, lo ayudará, a lo largo de su vida. Por eso es tan importante bautizarlos de niños, para que crezcan con el poder del Espíritu Santo.

Este es el mensaje que me gustaría darles hoy. Ustedes traen a sus hijos hoy, para que tengan en ellos el Espíritu Santo. Procuren que crezcan con la luz, con el poder del Espíritu  Santo, a través de la catequesis, la ayuda, la enseñanza, los ejemplos que ustedes les darán en sus casas … Este es el mensaje.

No quiero decir nada más en voz alta. Sólo una advertencia. Los niños no están acostumbrados a venir a la Sixtina, ¡es la primera vez! No están acostumbrados a estar encerrados en un ambiente cálido. Y no están acostumbrados a vestirse así para una fiesta tan hermosa como la de hoy. Se sentirán un poco incómodos en algún momento. Y uno empezará a llorar… – el concierto no ha comenzado todavía! – pero uno comenzará, luego el otro… No se asusten, dejen que los niños lloren y griten. Pero más bien, si su bebé llora y se queja, tal vez sea porque hace demasiado calor: quítele algo; o porque tiene hambre: amamántelo, aquí, siempre en paz.

También dije esto el año pasado: tienen una dimensión «coral»: basta con que uno de ellos dé el «la» y todo el mundo empieza, y hace un concierto. No se preocupen. Cuando un niño llora en la iglesia, es una hermosa predicación. Hagan algo para que se sienta bien y continuemos.

Recuerden: ustedes llevan el Espíritu Santo dentro de sus hijos.

Francisco

Santa Misa presidida por el Papa en la Fiesta del Bautismo del Señor, 12-1-2020

Papa Francisco en el Ángelus, 12-1-2020: «El buen discípulo de Jesús es humilde, manso, el que hace el bien sin hacerse ver, da testimonio y anuncia el amor infinito del Padre»


Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *