Luis Casarrubios y Laura Oliver, novios: «Vivir el noviazgo poniendo en el centro a Cristo lo cambia todo»

* «Nosotros somos católicos y queremos vivir el noviazgo en coherencia con nuestra fe, es decir, poniendo a Cristo en medio para que sea Jesús quien nos enseñe a amar al otro como Él nos ama a cada uno. No queremos dejar a Dios fuera de nuestra relación, ni pactar con la incoherencia por miedo a no tener fuerzas o por no fiarnos de la gracia. Si no es posible un amor más grande que el que Dios nos tiene, no podemos encontrar un mejor impulso para nuestro amor que el que nos da Dios mismo»

CaminoCatólico.com.-  Luis Casarrubios (a quien sus amigos llaman Luisto), de 24 años y Laura Oliver, de 20 años, son una joven pareja de novios que vive su noviazgo de forma muy especial. “Somos conscientes del don que tenemos y de la suerte de vivir este noviazgo con Dios”, afirma la pareja que se conoció en el movimiento de Cursillos de Cristiandad y que ha participado en el programa Periferias de 13 TV  del domingo 15 de julio de 2018. Luisto afirma que “ligué con Laura contándole mi testimonio de Dios”.

Hace menos de un año, Luis  vivió una experiencia que tilda de “surrealista”: con dos amigos subió a YouTube una versión cristiana de Despacito y, en pocos días, su Resucito se había convertido en un fenómeno viral, con un millón y medio de reproducciones en las redes sociales, y con radios, periódicos y webs de dentro y fuera de España solicitándole entrevistas.

Sin embargo, aunque aprovechaba cada ocasión para dar testimonio de su fe, en esos momentos Luisto tenía otras preocupaciones en la cabeza… y en el corazón: “El éxito del Resucito me pilló justo cuando Laura y yo estábamos empezando a salir, así que, como comprenderás, mis prioridades eran otras”, dice con comicidad a la Revista Misión que también pública la experiencia de la pareja de como vivir un noviazgo cristiano.

En apariencia, Laura y Luisto son como cualquier pareja de novios de su edad, que araña horas para verse en época de exámenes, se mueven en las redes como pez en el agua, usan el mismo vocabulario que el resto de sus compañeros, quedan con amigos, ríen (y mucho), hacen planes juntos y se mandan mensajes de amor con emoticonos de corazones por WhatsApp.

Sin embargo, tienen algo que marca la diferencia en su entorno: “Nosotros somos católicos y queremos vivir el noviazgo en coherencia con nuestra fe, es decir, poniendo a Cristo en medio para que sea Jesús quien nos enseñe a amar al otro como Él nos ama a cada uno. No queremos dejar a Dios fuera de nuestra relación, ni pactar con la incoherencia por miedo a no tener fuerzas o por no fiarnos de la gracia. Si no es posible un amor más grande que el que Dios nos tiene, no podemos encontrar un mejor impulso para nuestro amor que el que nos da Dios mismo”, dicen con tanta firmeza como alegría.

Ambos saben que, hoy, su forma de vivir el noviazgo va contracorriente: “Hay gente que piensa que el noviazgo cristiano no existe, o consiste solo en no acostarse. Nosotros sabemos que es mucho más, y que vivir el noviazgo poniendo en el centro a Cristo lo cambia todo, hace que todo sea mucho más pleno y auténtico, y es lo mejor que le puede pasar a una pareja que se atreva a vivir un noviazgo de verdad, que tenga la garantía de la gracia de Dios”.

“Para nosotros, el testimonio de otras parejas de novios y de matrimonios, y la claridad con que nos han acompañado esas parejas y algunos sacerdotes, ha sido clave para lanzarnos a vivir el noviazgo en coherencia con nuestra fe. Por eso es tan importante hablar las cosas con claridad y sin miedo”, explican Luis Casarrubios y Laura Oliver.

Emma Rodríguez y Didier Masis, matrimonio, dan 11 claves para vivir un noviazgo católico

Fuente:13 TV
Comentarios 0

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *