Archivo

Etiqueta: ateo

Corentin era ateo y ocultista, un amigo le hablaba de Cristo y le asperjó con agua bendita y decidió bautizarse: «Entendí el amor de Jesús, que nos salvó del pecado y de la muerte»

* «Durante la preparación del bautismo creí que debía ir a ver al sacerdote que se ocupaba de la preparación para hablarle de mi donLeer Más

David Parkes, exfutbolista profesional, ateo, estaba gravemente enfermo, los médicos le daban dos meses de vida, fue a Medjugorje, se curó y vivió una fuerte conversión

Camino Católico.-  David Parkes había sido futbolista profesional en Irlanda. Durante su carrera llegó a participar en distintas competiciones europeas. Incluso en estos años como deportistaLeer Más

Kevin ponía a Dios a prueba desde pequeño, hasta que dejó de creer en Él, pero releyó el Nuevo Testamento y «era como si Dios se me revelase a mí. Dije: ¡toda la verdad está aquí!’»

* «Ahora todo tiene sentido, todo lo que hago tiene una dirección muy precisa, porque Dios me ha revelado a dónde debía ir en miLeer Más

Catherine, atea, sin trabajo y dos hijos, abandonada por su esposo y tentada por el suicidio, clamó: «Dios, si existes, haz algo ¡ahora! Todo cambia cuando conoces a Cristo»

* «Había una vela y una rosa, ¡lo recordaré toda mi vida! Me sentí como impulsada a arrodillarme, ¡yo, que era muy tímida! La imagen meLeer Más

Stefano aborrecía a la Iglesia: «Yo era enemigo acérrimo de Dios… Simonetta, mi esposa, me convirtió y su funeral fue una fiesta»

* «Simonetta, una joven encantadora, inteligente, llena de buenas cualidades, que reaccionaba bien a los desafíos de una vida que le había puesto delante muchasLeer Más

Jimmy Lai, católico converso en Hong Kong y perseguido por China, rico empresario y activista pro-democracia en la isla: «El Señor está sufriendo conmigo y me da paz»

* «Si me voy, no solo renuncio a mi destino, renuncio a Dios, renuncio a mi religión, renuncio a lo que creo. Soy lo queLeer Más

Hélène bebía alcohol, iba a separarse del padre de sus hijos y se casó con él porque «cuanto peor estaba, más me hablaba mi compañera de Jesús, que ahora es mi apoyo»

* «El día de la boda, o al día siguiente, me di cuenta de que aquello no era una simple firma, que no era cosaLeer Más

Gabriel reencontró a Cristo en un retiro, superó la bebida y el odio a Dios, pero no era capaz de perseverar: «He aprendido a abandonarme completamente a Cristo»

* «Ahora llevo ya seis años en los que todos los días rezo. He aprendido a decir ‘Señor, Tú sabes lo que es bueno para mí’.Leer Más

Priscilla vivía alejada de la fe, una amiga atea la invitó a vivir la fiesta de las luces en una iglesia y sintió y supo «que era amada, con un Padre, Dios, que está ahí»

* «De golpe, me invadió un sentimiento increíble que nacía en el vientre: un calor, un amor poderoso e indescriptible que comenzó a irradiarse por todo el cuerpo. NoLeer Más

Christine Mooney-Flynn practicó la ouija, la new age, fue atea, abortó, cayó en depresión con marihuana, alcohol y sexo casual: «Cristo tomó lo roto de mí y creó a alguien nuevo»

* «Entendí y supe que no bastaba con ser cristianos. Necesitaba el todo, era católica. La calidad de mi vida ha cambiado. La desesperación queLeer Más